El Perú necesita de Fátima Los buenos serán martirizados, el Santo Padre tendrá mucho que sufrir, varias naciones serán aniquiladas; por fin, mi Inmaculado Corazón triunfará.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones



«Tesoros de la Fe» Nº 162

Palabras del Director  [+]  Versión Imprimible
AbcAbcAbc
Nº 162 - Junio 2015 - Año XIV

Estimados amigos:

Paray-le-Monial es una encantadora población francesa de diez mil habitantes ubicada en el corazón del país, en la región de Borgoña, en las márgenes del río Bourbince.

Es conocida como la “Ciudad del Sagrado Corazón”, pues fue allí, en la capilla del Monasterio de la Visitación, donde tuvieron lugar entre 1673 y 1675 las célebres apariciones del Nuestro Señor Jesucristo a Santa Margarita María Alacoque.

En 1875, a raíz de las grandes peregrinaciones que se realizaron con motivo del bicentenario de las apariciones, el beato Papa Pío IX elevó a la categoría de basílica el templo parroquial de Paray-le-Monial, erigido en lo que fuera la capilla de una abadía cluniaciense.

A partir de la Borgoña, con la colaboración de muchos santos y almas insignes, la devoción al Divino Corazón se irradió al mundo entero.

Uno de sus aspectos más sobresalientes es la doctrina del Reinado Social del Corazón de Jesús, presente en numerosos documentos del Magisterio Pontificio y tratada de modo brillante por el Papa Pío XI en la encíclica “Quas Primas”; enseñanza que llegó a nuestros oídos sintetizada en el himno religioso “Tú Reinarás” (“Queremos a Dios” en su versión francesa original) compuesto en 1908 por el P. François-Xavier Moreau:

Tú reinarás, este es el grito / que ardiente exhala nuestra fe. / Tú reinarás, oh Rey bendito / pues Tú dijiste: ¡Reinaré! / Reine Jesús por siempre, reine tu Corazón. / En nuestra Patria, en nuestro suelo, / que es de María la nación.

Sobre esta importante doctrina versa el Tema del Mes, escrito por Péricles Capanema, autor del libro “El estandarte de la victoria – La devoción al Sagrado Corazón de Jesús y las necesidades de nuestra época”.

En Jesús y María,

El Director



  




Artículos relacionados

Palabras del Director Nº 197 - Mayo de 2018 – Año XVII
Palabras del Director Nº 208 - Abril de 2019 – Año XVIII
Palabras del director Nº 152 - Agosto 2014 - Año XIII
Palabras del director Nº 118 - Octubre 2011 - Año X
Palabras del Director Nº 183 - Marzo de 2017 – Año XVI
Palabras del director Nº 108 - Diciembre 2010 - Año IX
Palabras del director Nº 117 - Setiembre 2011 - Año X
Palabras del Director Nº 194 - Febrero de 2018 – Año XVII
Palabras del director Nº 140 - Agosto 2013 - Año XII
Palabras del director Nº 146 - Febrero 2014 - Año XIII




Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


Peregrinando
Cardenal Raymond Leo Burke: Mensaje sobre el combate contra el coronavirus
El Hijo de Dios condenado por el más arbitrario de los procesos
Santa Jacinta de Fátima: Centenario de su fallecimiento (1920-2020)
La actitud católica frente a la muerte y la concepción materialista
¿Cómo rezar bien el rosario en honor a la Virgen María?
Grandezas y glorias de San José
Presencia diabólica en el mundo de hoy
Los rostros de la Virgen en el Perú
La Visita a los Monumentos - Jueves Santo
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa



 



Tesoros de la Fe


Nº 219 / Marzo de 2020

El Juicio de Jesucristo
Injusticia suprema

Ecce Homo!, Antonio Ciseri, 1891 – Óleo sobre tela, Galleria d’Arte Moderna di Palazzo Pitti, Florencia, Italia



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

5 de abril

San Vicente Ferrer

+1419 Vannes (Bretaña, Francia). Llamado «Trompeta del Juicio Final» y «Ángel del Apocalipsis», fue un extraordinario predicador y operó en vida impresionantes milagros.

Más información aquí.






Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....