El Perú necesita de Fátima Visteis el infierno, a donde van las almas de los pobres pecadores. Para salvarlas, Dios quiere establecer en el mundo la devoción a mi Inmaculado Corazón.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones



«Tesoros de la Fe» Nº 201

Palabras del Director  [+]  Versión Imprimible
AbcAbcAbc

Setiembre de 2018 – Año XVII

Estimados amigos:

La influencia demoníaca en la historia humana siempre fue constante e intensa. Es el empeño satánico por llevar a los hombres a la perdición, como sucedió con nuestros primeros padres en los orígenes de la humanidad, cuando bajo la apariencia de una serpiente el demonio los tentó, sugiriéndoles que si comían del “fruto prohibido” serían “como dioses”.

Adán y Eva cayeron en la tentación, cometieron el pecado original y perdieron el estado de inocencia. Toda su descendencia sufrió las consecuencias de tal pecado, quedando en adelante sujeta a la acción del demonio.

La acción diabólica se presenta de modo cada vez más avasallador en los diversos sectores de la sociedad neopagana en que vivimos, siendo numerosas las prácticas incentivadas por los demonios para poseer a las personas.

Nuestro Tema del Mes presenta ejemplos de diversos medios que utiliza el Maligno —como el ingenuo “tablero de Ouija”— para hacer caer a las personas en las redes del espiritismo e iniciarlas así en las prácticas ocultistas.

El rock satánico es otro medio por el cual el demonio se apodera de las almas, según la opinión de connotados exorcistas. También la práctica del aborto atrae demonios, pues estos desean que se les inmolen vidas humanas.

Frente a este terrible cuadro, el autor recomienda alejarse de supersticiones y de cosas esotéricas, procurar los auxilios de la Iglesia y, sobre todo, recurrir a la Santísima Virgen, invocada como “Terror de los demonios”.

Ella nos protegerá en esta época de tribulaciones, como enseña el apóstol san Pablo, “contra los dominadores de este mundo de tinieblas, contra los espíritus malignos esparcidos en los aires” (Ef 6, 12).

Deseamos a nuestros amables lectores una provechosa lectura de este relevante tema, que no debemos pasar por alto.

En Jesús y María,

El Director



  




Artículos relacionados

Palabras del Director Nº 180 - Diciembre de 2016 – Año XV
Palabras del director Nº 118 - Octubre 2011 - Año X
Palabras del Director Nº 186 - Junio de 2017 – Año XVI
Palabras del director Nº 154 - Octubre 2014 - Año XIII
Palabras del director Nº 100 - Abril 2010 - Año IX
Palabras del director Nº 128 - Agosto 2012 - Año XI
Palabras del Director Nº 195 - Marzo de 2018 – Año XVII
Palabras del director Nº 144 - Diciembre 2013 - Año XII
Palabras del director Nº 168 - Diciembre 2015 - Año XIV
Palabras del Director Nº 182 - Febrero de 2017 – Año XVI




Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


Peregrinando
Invitación al rosario del 13 de mayo
Juicio y condenación de Jesucristo, una farsa sórdida y grotesca
Grandezas y glorias de San José
El Islam y el suicidio de Occidente
San Ildefonso de Toledo
Súplica junto al Pesebre
Fallece redactor de la columna “La Palabra del Sacerdote”
La “ola celeste”: una ola celestial, una ola mariana
Presencia diabólica en el mundo de hoy
Los rostros de la Virgen en el Perú
La Visita a los Monumentos - Jueves Santo
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa



 



Tesoros de la Fe


Nº 208 / Abril de 2019

El Señor de la Justicia
Condenado a muerte tras un proceso infame e ilegal

El Señor de la Justicia, Basílica de Nuestra Señora del Rosario (Santo Domingo), Lima



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

19 de abril

San León IX, Papa y Confesor

++ 1054 + Roma. Luchó contra la simonía (venta de bienes eclesiásticos) y la incontinencia eclesiástica (inmoralidad de los clérigos).








Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....