El Perú necesita de Fátima No temáis soy el Ángel de la Paz. Rezad conmigo Dios mío, yo creo, adoro, espero y te amo. Te pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan y no te aman.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones



«Tesoros de la Fe» Nº 103 > Tema “San Agustín de Hipona”

Verdades Olvidadas  [+]  Versión Imprimible
AbcAbcAbc

La deformación moral es muchas veces causa del error

 

 

¿Por qué la verdad genera odio? ¿Por qué el hombre que proclama la verdad en tu nombre viene a ser para ellos un enemigo, amando como aman la felicidad que no es más que el gozo de la verdad?

No hay más respuesta que ésta: el amor de la verdad es tan grande que todos aquellos que aman otra cosa quisieran que esto que aman fuera la verdad. Y como no les gusta que les engañen, tampoco les gusta convencerse de que se engañan.

Por eso odian la verdad, porque aman algo que creen verdad. La aman cuando brilla, la aborrecen cuando reprende. No quieren que nadie les engañe, pero quieren engañar.

Por eso la aman cuando se descubre y la odian cuando les descubre a ellos. La paga que ella les dará será descubrirlos contra su voluntad, ya que no quieren que nadie les descubra. Por otra parte, ella no se les manifestará.

Así, así, también así es el alma humana, ciega y enferma, tan torpe y repugnante; quiere ocultarse, pero no quiere que nada se le oculte. Le va a suceder justamente lo contrario: que ella no va a poder ocultarse a la Verdad, mientras que la Verdad queda oculta para ella.

 


San Agustín de Hipona, Confesiones (X, 23), CETA, Iquitos, 2003, pp. 242-243.



  




Artículos relacionados

¡Oh tú Iglesia Católica!
Dos amores, dos ciudades
Oración al Espíritu Santo
Conversión de personas insignes




Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


Peregrinando
El Santo Leño de la Cruz: Resumen simbólico del Evangelio
La Revolución Francesa
Segovia: belleza y fuerza que brotan de la fe
Notre Dame de París, la luz y las llamas
Una propaganda que explota nostalgias del pasado
Invitación al rosario del 13 de mayo
Juicio y condenación de Jesucristo, una farsa sórdida y grotesca
Grandezas y glorias de San José
El Islam y el suicidio de Occidente
San Ildefonso de Toledo
Súplica junto al Pesebre
Fallece redactor de la columna “La Palabra del Sacerdote”
La “ola celeste”: una ola celestial, una ola mariana
Presencia diabólica en el mundo de hoy
Los rostros de la Virgen en el Perú
La Visita a los Monumentos - Jueves Santo
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa



 



Tesoros de la Fe


Nº 213 / Septiembre de 2019

Exaltación de la Santa Cruz
¡Con este signo vencerás!

Vista de la ciudad de Antigua Guatemala desde el Cerro de la Cruz, al fondo el Volcán de Agua



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

22 de setiembre

San Mauricio y Compañeros, Mártires.

+286 . Era comandante de la famosa Legión tebana, que guardaba las fronteras meridionales de la Tebaida, en Egipto. En la persecución de Diocleciano, fue martirizado con todos sus soldados, durante una campaña militar, por no querer sacrificar a los ídolos.








Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....