El Perú necesita de Fátima Visteis el infierno, a donde van las almas de los pobres pecadores. Para salvarlas, Dios quiere establecer en el mundo la devoción a mi Inmaculado Corazón.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones



«Tesoros de la Fe» Nº 119 > Tema “Actualidad”

SOS Familia  [+]  Versión Imprimible
AbcAbcAbc

Exceso de vida digital y “cerebro de canchita”

Luis Dufaur


Gilberto Dimenstein, miembro del consejo editorial del importante periódico paulista Folha de S. Paulo, escribió que “comienza a diseminarse entre psicólogos americanos la expresión ‘cerebro de canchita’ para designar un disturbio estimulado por internet”.

La causa del mal es el exceso de estímulos mentales simultáneos que dificulta a las personas pura y simplemente a lidiar con las realidades elementales de la vida cotidiana, cuyo ritmo es más lento que un clic del mouse.

En la famosa Universidad de Stanford, una de las cunas de la revolución digital, el profesor de sicología social Clif­ford Nass constató que muchos jóvenes que usan intensamente internet se volvieron incapaces de interpretar el significado de expresiones faciales de hombres y mujeres.

Según el profesor esos jóvenes revelan una especie de analfabetismo emocional y padecen graves dificultades de relacionarse socialmente, ¡aun estando intensamente ligados a “redes sociales”!

El problema, según Nass, “está tanto en la falta de contacto cara a cara con las personas como la dificultad de mantener la concentración y verificar lo que es relevante, percibiendo las sutilezas, lo cual exige atención”.

El disturbio del ‘cerebro de canchita’ muestra que el exceso de información digital bloquea la habilidad de la persona para distinguir lo relevante de lo irrelevante.

Para otros analistas, distorsiones de origen digital, como la compulsión para mantenerse conectado con el computador o el celular, pertenecen a la categoría de vicio.

El disturbio del “cerebro de canchita” es inducido, según los especialistas analizados por Dimenstein, por el movimiento caótico y constante de informaciones, exigiendo que se ejecuten simultáneamente varias tareas.

A causa de alteraciones químicas cerebrales, la víctima pasa a tener dificultad para concentrarse en un solo asunto y hacer cosas simples de la vida cotidiana, como leer un libro, conversar con alguien sin interrupción o manejar sin hablar por el celular.

Es como si las personas tuviesen dentro de la cabeza la agitación del maíz explotando en el aceite caliente, resumió Dimenstein.



  




Artículos relacionados

Menos hijos, más mascotas
INTERNET: padres alarmados




Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


Peregrinando
El Santo Leño de la Cruz: Resumen simbólico del Evangelio
La Revolución Francesa
Segovia: belleza y fuerza que brotan de la fe
Notre Dame de París, la luz y las llamas
Una propaganda que explota nostalgias del pasado
Invitación al rosario del 13 de mayo
Juicio y condenación de Jesucristo, una farsa sórdida y grotesca
Grandezas y glorias de San José
El Islam y el suicidio de Occidente
San Ildefonso de Toledo
Súplica junto al Pesebre
Fallece redactor de la columna “La Palabra del Sacerdote”
La “ola celeste”: una ola celestial, una ola mariana
Presencia diabólica en el mundo de hoy
Los rostros de la Virgen en el Perú
La Visita a los Monumentos - Jueves Santo
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa



 



Tesoros de la Fe


Nº 213 / Septiembre de 2019

Exaltación de la Santa Cruz
¡Con este signo vencerás!

Vista de la ciudad de Antigua Guatemala desde el Cerro de la Cruz, al fondo el Volcán de Agua



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

21 de octubre

San Hilarión, Abad

+Siglo IV + Palestina. Nació en Tabata, pequeña ciudad de Gaza, en Palestina. Hijo de Paganos, que lo enviaron para estudiar en Alejandría, se convirtió y partió hacia el desierto, donde fue dirigido por San Antonio.








Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....