El Perú necesita de Fátima No temáis soy el Ángel de la Paz. Rezad conmigo Dios mío, yo creo, adoro, espero y te amo. Te pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan y no te aman.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones



«Tesoros de la Fe» Nº 149

Entrevistas  [+]  Versión Imprimible
AbcAbcAbc

Entrevista al Prefecto del Supremo Tribunal de la Signatura Apostólica

Recordando algo muy olvidado: la moral católica

El Cardenal Raymond Leo Burke aclara importantes puntos de moral católica, especialmente en lo que concierne a la institución familiar. En nombre del relativismo moral —que penetró hasta en los ambientes católicos— la familia está siendo paulatinamente disgregada.


Cardenal Burke: Es necesario respetar la inocencia natural. Padres de familia y maestros deben estar vigilantes para que nada viole la inocencia de un niño.

EL EMMO. CARDENAL Raymond Leo Burke fue recientemente entrevistado por la Srta. Izabella Parowicz, de la revista “Polonia Christiana”, de Cracovia. Nacido en Richland Center, Wisconsin (Estados Unidos), el 30 de junio de 1948, actualmente ejerce el cargo de Prefecto del Supremo Tribunal de la Signatura Apostólica —el más alto tribunal de la Santa Sede, que equivale a nuestra Corte Suprema. Previamente, fue obispo de La Crosse, en su estado natal, de 1994 a 2003, y arzobispo de Saint Louis de 2003 a 2008. El insigne purpurado es una prominente voz en los ambientes conservadores, especialmente en asuntos pertinentes a la Iglesia, a la familia y a la política norteamericana. A continuación reproducimos los puntos más destacados de esta importante entrevista.

*     *     *

Polonia ChristianaSu Eminencia, ¿es posible ser parcialmente católico? Con frecuencia escuchamos frases como: “Yo soy católico, pero…”. ¿Hasta qué punto esta permitido a los católicos hacer compromisos cuando se trata de defender la vida humana, el matrimonio y la familia?

Cardenal Burke — La noción de “catolicismo parcial” es una contradicción en sí misma, que refleja la actual tendencia cultural al individualismo y al relativismo; en otras palabras, la tendencia de acomodar cualquier realidad, sin respeto por su naturaleza objetiva, a los pensamientos y deseos propios. Los católicos que tienen esa noción de su fe y práctica católicas son algunas veces llamados católicos de “cafetería”, porque ellos escogen y eligen entre las enseñanzas de la Iglesia sobre fe y moral, aquello que quieren creer y seguir. Un verdadero católico acepta, sin compromisos,todas las verdades que la Iglesia enseña a respecto de la fe y de la vida moral.

Polonia Christiana ¿Por qué a la inocencia se le quita importancia hoy en día? Me refiero a la vida de los bebes en gestación, a los niños que son violentados psicológicamente durante las clases de educación sexual obligatoria, y a la inocencia entendida como la pureza de pensamientos y (antes del matrimonio) la pureza de la carne.

Cardenal Burke — Una agenda totalmente secular,para tener éxito, debe atraer a los niños y a los jóvenes hacia su forma de pensar. La educación es la llave definitiva para su victoria en la sociedad. La única manera de conquistar a niños y jóvenes es usurpando el sagrado deber de los padres de familia y maestros de educar de acuerdo con lo que es verdadero, bueno y bello. Los padres y los maestros que trabajan con ellos en la correcta educación de sus hijos, deben necesariamente respetar por completo el período de inocencia de los niños y de los jóvenes. Respetando esa inocencia natural, que es un reflejo del don de la conciencia que Dios da a cada niño, padres y maestros prepararán a niños y jóvenes a responder con claridad y valentía a esas fuerzas que les robarían su inocencia. Tanto dentro de sí mismos —debido a los efectos del pecado original— como desde fuera, por ejemplo, debido a malas compañías y malas comunicaciones,como la pornografía en internet. Padres de familia y maestros deben estar vigilantes para que nada sea introducido en el plan de estudios que viole la inocencia de un niño o incluso intente inculcar en el chico formas gravemente equivocadas de pensar —como, por ejemplo, un plan de estudios aprobado por un determinado gobierno que enseña a niños de cuatro y cinco años que el matrimonio puede adoptar otras formas que no sean la unión duradera, fiel y procreadora de un hombre y una mujer.


Es fundamental dar a los niños una sólida catequesis,incluyendo la formación esencial en lo que respecta a la dignidad inviolable de la vida inocente e indefensa.

Polonia ChristianaHipócrates no era católico,pero juró a sus dioses lo siguiente: “No daré una medicina mortal a nadie que la pida, ni haré sugerencias a este respecto. De modo similar, no daré a ninguna mujer un remedio abortivo. Guardaré mi vida y mi arte con pureza y santidad”. Hoy en día, los ataques contra la vida humana se están volviendo cada vez más fuertes. Inclusive médicos nominalmente católicos, que también hacen el juramento hipocrático, tienden a tomar el carácter sagrado de la vida humana a la ligera y permitir soluciones que implican el asesinato (o sea, el aborto y la eutanasia), con el fin de garantizar la realización personal, la comodidad o para eliminar el “problema” de un individuo. ¿Cómo podemos evitar que este mal intrínseco y disfrazado se esparza aún más?

Cardenal Burke — La situación que usted describe es trágicamente real. A menudo me entristece profundamente ver el arte médico, que por su naturaleza se dirige a la curación y a la preservación de la vida humana, reducido a una tecnología de mutilación y muerte. Es fundamental dar a los niños, entre los cuales están los futuros médicos del mundo, una sólida catequesis, incluyendo la formación esencial en lo que respecta a la dignidad inviolable de la vida inocente e indefensa, a la integridad del matrimonio y de la familia, y al libre ejercicio de una conciencia correctamente informada. También es fundamental proporcionar oportunidades para que los médicos y otros profesionales de la salud se reúnan para una formación continua con respecto a las dimensiones éticas y religiosas de los cuidados de la salud y la construcción de su solidaridad en la lucha contra la cultura del secularismo y de la muerte. Un excelente ejemplo de tal trabajo es la Alianza Médica Santa Gianna (http://www.stgiannaphysicians.org),que ha desarrollado el “Juramento Católico Hipocrático de la Alianza Médica Santa Gianna” (http://www.stgiannasphysicians.org/enshrinements/hippocratic_oath).

Polonia Christiana En los últimos 50 años, la anulación eclesiástica se ha convertido en una manera relativamente fácil de salir de un matrimonio difícil o inconveniente. La razones válidas para declarar un matrimonio nulo y sin efecto a menudo se confunden con simples excusas para comenzar una nueva vida. Se han dado casos en los que uno o ambos cónyuges ficticiamente cambian su domicilio para obtener una decisión favorable de otro tribunal diocesano extrarrápido o de “mente más abierta”. También ocurre que, mientras uno de los cónyuges presiona por la anulación, el otro es contrario a ella y —en caso de concederse la anulación— eventualmente sufra mucho o incluso pierda la fe. Adicionalmente, parece que hay un nuevo nicho de mercado para los abogados que se especializan en estos casos de anulación. ¿Podría S. E. ofrecernos alguna idea de cómo las más altas autoridades judiciales de la Iglesia previenen el abuso de la institución de la anulación? ¿Cómo deben los laicos resistir a la tentación de usar la anulación como una “salida de emergencia” del matrimonio indisoluble?

Las políticas del Presidente de los Estados Unidos se han vuelto hostiles a la civilización cristiana. Él parece ser un hombre secularizado, que promueve políticas antifamilia.

Cardenal Burke — El Supremo Tribunal de la Signatura Apostólica tiene la responsabilidad de supervisar la correcta administración de la justicia en la Iglesia. Eso incluye la justicia administrada por los tribunales matrimoniales, en el caso de la acusación de nulidad de un matrimonio por parte de uno o de ambos cónyuges. Por medio del proceso empleado en los tribunales matrimoniales, un proceso establecido en la ley universal de la Iglesia, el juez o los jueces llegan a una decisión sobre la veracidad de la alegación de que un matrimonio fue nulo desde el comienzo, aún cuando parecía ser un matrimonio válido.

La ley universal de la Iglesia también establece los motivos por los cuales una o ambas partes pueden hacer tal alegato. El proceso está dirigido únicamente al descubrimiento de la verdad sobre la reivindicación, pues sólo la verdad puede servir al bien de las partes involucradas. La decisión del tribunal es llamada correctamente “declaración de nulidad”, no una “anulación”, a fin de no dar la impresión de que la Iglesia está anulando un matrimonio válido. La declaración significa que el juez o los jueces —por medio de un proceso en el que todos los argumentos a favor de la validez del matrimonio y todos los argumentos a favor de la nulidad del matrimonio fueron cuidadosamente ponderados— concluyeron con certeza moral que el matrimonio era nulo desde el comienzo. Certeza moral significa que el juez o los jueces, después de haber ponderado todos los argumentos —considerando solamente a Dios ante sus ojos— no tiene ninguna duda razonable cuanto a la nulidad. El proceso también incluye los medios para que las partes busquen soluciones eficaces, si ellas creen que la verdad no está siendo atendida por el proceso.

La ruptura de un matrimonio puede ser debida a una causa distinta de la nulidad del consentimiento matrimonial desde el principio del matrimonio. Por ejemplo, puede ser debida al pecado de una o de ambas partes. Una parte sólo debe hacer la alegación de nulidad del matrimonio cuando esté convencida de que su matrimonio, que anteriormente pensaba que era válido, era de hecho inválido.

Además de recibir denuncias sobre posibles injusticias cometidas en los tribunales locales, el Supremo Tribunal de la Signatura Apostólica también recibe un informe anual sobre el estado y la actividad de cada tribunal matrimonial. Después de estudiar el informe, envía observaciones al tribunal matrimonial, para auxiliarlo a realizar su trabajo más correctamente. La Signatura Apostólica también a veces solicita una copia de la decisión definitiva en un caso de nulidad del matrimonio, con el fin de verificar que la justicia y, por lo tanto, la verdad fue atendida en el proceso que condujo a la decisión. Por otro lado, la Signatura Apostólica tiene competencia para otorgar ciertos favores a los tribunales para la administración más eficaz de la justicia.

Polonia ChristianaQuisiera plantear la cuestión de los políticos nominalmente católicos, que actúan contra la enseñanza de la Iglesia. Por ejemplo, apoyando públicamente el aborto o la legalización de “matrimonios” homosexuales. S. E. enfatiza frecuentemente que a estos políticos no se les debe administrar la Santa Comunión, a fin de evitar el pecado de sacrilegio. ¿Cómo deben proceder los sacerdotes para asegurarse de que esta exclusión cumpla no apenas una función punitiva, sino también correctiva?

Cardenal Burke — La exclusión de recibir la Sagrada Comunión de aquellos que persisten en un pecado manifiesto y grave, después de haber sido debidamente advertidos, no es una cuestión de sanción sino de disciplina con respecto al estado objetivo de una persona en la Iglesia. Así como San Pablo, en el capítulo 11 de la primera carta a los Corintios, amonestó a los primeros cristianos: “Porque quien come y bebe sin discernir el cuerpo, come y bebe su propia condenación” (v. 29),así también la Iglesia, a lo largo de los siglos, amonestó a aquellos involucrados en un pecado manifiesto y grave a no acercarse a recibir la Sagrada Comunión.

En el caso de un político o de otra figura pública que actúa en contra de la ley moral en materia grave y sin embargo se presenta a recibir la Sagrada Comunión, el sacerdote debe amonestar a la persona en cuestión y luego, si él o ella persiste en acercarse a recibir la Sagrada Comunión, el sacerdote debe negarse a dar el Cuerpo de Cristo a la persona. La negativa del sacerdote de dar la Sagrada Comunión es un acto noble de caridad pastoral, ayudando a la persona en cuestión a evitar el sacrilegio y salvaguardar a los demás fieles del escándalo.

Polonia ChristianaLa política del Presidente de los EE. UU. hacia la civilización cristiana se vuelve cada vez más agresiva. ¿Su Eminencia nota algún síntoma de reacciones católicas contra esa política? En caso afirmativo, ¿en qué consisten?; de lo contrario, ¿por qué?

Es verdad que la decisión de la Corte Suprema se mantiene, pero también es cierto que el movimiento provida ha crecido con más fuerza en los Estados Unidos.

Cardenal Burke — Es verdad que las políticas del Presidente de los Estados Unidos de América se han vuelto progresivamente más hostiles a la civilización cristiana. Él parece ser un hombre completamente secularizado, que promueve agresivamente políticas antivida y antifamilia. Ahora quiere restringir el ejercicio de la libertad de religión a la libertad de culto, es decir, sostiene que uno es libre de actuar según su conciencia dentro de los confines de su lugar de culto; pero que, una vez que la persona deja el lugar de culto, el gobierno le puede obligar a actuar contra su conciencia rectamente formada, hasta en la más grave de las cuestiones morales. Tales políticas habrían sido inimaginables en los Estados Unidos hace apenas 40 años. Es verdad que muchos fieles católicos, con un liderazgo fuerte y claro de sus obispos y sacerdotes, están reaccionando contra la creciente persecución religiosa en los EE. UU.

Lamentablemente se tiene la impresión de que una gran parte de la población no es plenamente consciente de lo que está ocurriendo. En una democracia, esa falta de conciencia es mortal. Esto lleva a la pérdida de la libertad, para cuya protección un gobierno democrático existe. Tengo la esperanza de que cada vez más de mis conciudadanos, en la medida en que se den cuenta de lo que está pasando, insistirán en elegir a líderes que respeten la verdad de la ley moral, así como ella es respetada en los principios fundadores de nuestra nación.

Polonia Christiana¿Hay alguna esperanza de que la tendencia al mal en la legislación norteamericana relativa a la protección de la vida pueda ser revertida? ¿Los activistas provida son capaces de actuar eficazmente en este asunto? ¿Por qué la táctica adoptada por los abortistas fue tan eficaz y cómo puede ser ella combatida con éxito?

Cardenal Burke — Existe la esperanza de que las nefastas leyes antivida de los Estados Unidos puedan ser derrotadas, y que el movimiento que exige aún más ese tipo de medidas pueda ser resistido. El movimiento provida en los Estados Unidos viene trabajando desde 1973 para revertir la injusta decisión de la Corte Suprema que derribó las leyes de los estados que prohibían el aborto inducido. Es verdad que la decisión de la Corte Suprema se mantiene, pero también es cierto que el movimiento provida ha crecido con más fuerza en los Estados Unidos, es decir, que cada vez más ciudadanos, especialmente los jóvenes, han sido despertados a la verdad sobre el grave mal del aborto inducido.

Existen una serie de razones por las cuales la legislación antivida y las decisiones de los tribunales han prevalecido en los Estados Unidos hasta el presente. Las fuerzas de la secularización han sido y continúan siendo poderosas, y son apoyadas por la mayor parte de los medios de comunicación. Hubo una catequesis gravemente defectuosa en los Estados Unidos durante varias décadas, la cual dejó a adultos y jóvenes mal equipados para defender la verdad de la ley moral. También hubo una tendencia de la Iglesia a ser tímida en relación con su solemne deber de defender la verdad en el foro público, unido a una interpretación errónea de la cláusula de la Constitución de los Estados Unidos que prohíbe una religión oficial, o religión de Estado en el país, pero no le prohíbe a la Iglesia dar testimonio público de la verdad. La falsa interpretación se suele llamar “la separación entre Iglesia y Estado” y restringiría la actividad de la Iglesia exclusivamente a los asuntos eclesiásticos. Éstos son algunos de los factores que han favorecido a los movimientos antivida y antifamilia en los EE. UU.



  




Artículos relacionados

¿Por qué el tercer secreto de Fátima no fue divulgado en 1960?
¿Por qué el tercer secreto de Fátima no fue divulgado en 1960?




Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


Peregrinando
La Navidad y la Civilización Cristiana
Visita de Mons. Schneider a Lima
Cremación: indicio de la actual descristianización
Una luz que viene del campo
Suicidios en la juventud: ¿Por qué?
Los confesionarios y el espíritu de la Iglesia
El mensaje de Fátima, hoy más urgente que nunca
Ideología de Género: Una persecución religiosa en ciernes
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa
Maravillosa lección en los orígenes de Lourdes
Fátima: “una sola fe, un solo bautismo, una sola Iglesia”



 



Tesoros de la Fe


Nº 192 / Diciembre de 2017

Una Santa Navidad
Alejada del bullicio mercantil y del vacío laicista

Ambiente tradicional navideño en el centro histórico de Praga, capital de la República Checa; al fondo, la iglesia de Nuestra Señora de Týn



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

15 de diciembre

Santa María Crucificada Di Rosa, Virgen

+1855 Brescia. De noble familia, su vida transcurre en un período crítico para la Iglesia y para Europa. Fundadora de las Siervas de la Caridad.








Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....