El Perú necesita de Fátima Visteis el infierno, a donde van las almas de los pobres pecadores. Para salvarlas, Dios quiere establecer en el mundo la devoción a mi Inmaculado Corazón.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones



«Tesoros de la Fe» Nº 157 > Tema “San Pío X”

Verdades Olvidadas  [+]  Versión Imprimible
AbcAbcAbc

Medios de comunicación que ofrecen incienso a los ídolos del momento

¿CÓMO SE PUEDE APROBAR a algunos periódicos que se esconden bajo la etiqueta de católicos so pretexto de que algunas veces relatan las audiencias pontificias y reproducen las noticias vaticanas, siendo que no solamente no dicen nunca una palabra sobre la libertad y la independencia de la Iglesia, sino que además hacen como si no se diesen cuenta de la guerra continua que se le hace; periódicos que no solamente no combaten contra los errores que desvían a la sociedad, sino que contribuyen a la confusión de las ideas y máximas apartándose de la ortodoxia, y que inciensan a los ídolos del día, elogian libros, empresas y hombres nefastos para la religión?

Tengamos generosamente compasión (si están de buena fe) con esos pobres utópicos que creen impedir la lectura de los malos periódicos, sustituyéndolos con otros, supuestamente tolerantes, de medias tintas e incoloros, y que sin convertir a ninguno de nuestros adversarios (que los desprecian por su sola apariencia de católicos), causan a los buenos un gran perjuicio; pues estos últimos, buscando la luz encuentran tinieblas, necesitando alimento reciben veneno; en lugar de la verdad y de la fuerza para mantenerse firmes en la fe, encuentran argumentos para volverse, en cuestión tan importante, despreocupados, apáticos e indiferentes. ¡Ah, qué daño causan estos periódicos a la Iglesia y a las almas!    


San Pío X, Carta al párroco de Casalpusterlengo, del 20 de octubre de 1912, in G. Quadrotta, El Papa, Italia y la Guerra, Raba, Milán, 1915, p. 17-18.



  




Artículos relacionados

La pobreza cristiana en las enseñanzas de un santo
La caridad no justifica el compromiso
Es propio de la Iglesia vivir entre luchas, dificultades y aflicciones
Entre la luz y las tinieblas la armonía es imposible
Ignorancia de las cosas divinas







Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


COVID-19
¿El coronavirus es un castigo divino?
La pandemia y los grandes horizontes de Fátima
Mons. Athanasius Schneider: Nos gloriamos en las tribulaciones
Remedio seguro contra la “coronafobia”
Cardenal Raymond Leo Burke: Mensaje sobre el combate contra el coronavirus



Peregrinando
La Sagrada Túnica de Nuestro Divino Redentor
Santa Bernadette Soubirous
Corrupción en la sociedad: ¿Existe una solución?
Fiesta de gloria y de paz
Intransigencia de los Santos: irreductible fidelidad a su misión
Cristiandad
El ángel de la guarda, nuestro verdadero amigo
La Asunción de María Santísima
¡Vade retro Satanás!
El Santísimo Sacramento de la Eucaristía
La Madonna de Monte Bérico
Remedio seguro contra la “coronafobia”
El Hijo de Dios condenado por el más arbitrario de los procesos
Santa Jacinta de Fátima: Centenario de su fallecimiento (1920-2020)
La actitud católica frente a la muerte y la concepción materialista
¿Cómo rezar bien el rosario en honor a la Virgen María?
Grandezas y glorias de San José
Presencia diabólica en el mundo de hoy
Los rostros de la Virgen en el Perú
La Visita a los Monumentos - Jueves Santo
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa



 



Tesoros de la Fe


Nº 231 / Marzo de 2021

La Sagrada Túnica de Nuestro Señor Jesucristo
Autenticidad confirmada por la Ciencia

Soldados romanos echan a la suerte la Sagrada Túnica (detalle de La Crucifixión), Giotto, s. XIV – Fresco, Capilla de los Scrovegni, Padua



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

6 de marzo

San Olegario, Obispo de Barcelona y Arzobispo de Tarragona

+1137 Barcelona. Hijo de noble familia nació en Barcelona. Su padre era valido del conde de Barcelona, Ramón Berenguer I. Su madre, Guilia, descendía de la nobleza goda. A los 10 años de edad, entró en el gremio de canónigos de la catedral de Barcelona. Asistió a los concilios de Tolosa, Reims, y al I de Letrán, noveno de los ecuménicos. Enviado por el papa Inocencio II al Concilio de Letrán II, coincidió allí con San Bernardo de Claraval. La elocuencia de sus argumentos consiguió la excomunión del antipapa Anacleto. Se le considera uno de los obispos más eminentes de la Edad Media, con una gran influencia sobre toda la Iglesia latina.








Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....