El Perú necesita de Fátima La verdadera penitencia que Nuestro Señor ahora quiere y exige, consiste, sobre todo, en el sacrificio que cada uno tiene que imponerse para cumplir con sus propios deberes.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones


AbcAbcAbc

Autor: Antonio Borelli Machado

Fátima:
¿Mensaje de Tragedia o de Esperanza?

Actualizado con la revelación del Tercer Secreto


Materia siempre actual, el Mensaje de Fátima nos sorprende a cada momento como un elemento esencial de interpretación de la realidad contemporánea.


De ahí la urgente necesidad de que los católicos tomen conocimiento de él, en todos sus pormenores tan ricos en significado y consecuencias, a fin de que les sirva de luz que esclarece y brújula que orienta, en los turbulentos días que nos toca vivir. Así comprenderemos el sentido de tantos acontecimientos aparentemente sin sentido, que se clarifican y ordenan grandiosamente en función de las maternales palabras de la Santísima Virgen.


Nada puede ser, pues, más beneficioso en materia de apostolado en los días actuales, que propagar entre los católicos la resplandeciente y benéfica luz de Fátima. Por eso, es con verdadera satisfacción que la campaña El Perú necesita de Fátima presenta esta nueva edición de la obra de Antonio Borelli Machado, revisada y actualizada por su distinguido autor con recientes investigaciones.


Este conmovedor relato lo maravillará. En él encontrará una cautivante narración de las apariciones de la Santísima Virgen en Fátima, Portugal, en 1917. Descubrirá las verdaderas causas de la crisis actual de la familia, de la terrible degradación moral y del caos que invade al mundo.


De atractiva y fácil lectura, ampliamente documentado y con abundantes ilustraciones, ha recibido cartas de elogio de Cardenales y Obispos de la Iglesia Católica en todo el mundo. Es uno de los mayores éxitos de la literatura religiosa contemporánea.





También le puede interesar:

 


Conozca todas las publicaciones haciendo click aquí



[ Volver Atrás ]

Artículos relacionados

La Virgen María
El Príncipe de la Paz
El Cruzado del Siglo XX
La Teleadicción - Una amenaza acecha a nuestros hijos
Adquiera aquí su Detente del Sagrado Corazón
Concentración Cerebral
Fátima, la gran esperanza
Autocontrol, la verdadera llave del éxito
¡Adquiera aquí: "Rechazando El Código Da Vinci"!
Amar la Cruz, Meditaciones para la Cuaresma y Semana Santa




Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


Inscriba aquí a sus deudos para la Santa Misa del día 2 de noviembre



Peregrinando
¿Por qué el tercer secreto de Fátima no fue divulgado en 1960?
Las milagrosas fuentes de agua de Fátima
El Señor de los Milagros
Lágrimas, milagroso aviso - Nueva Orleans 1972
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa
Maravillosa lección en los orígenes de Lourdes
Fátima: “una sola fe, un solo bautismo, una sola Iglesia”
Santidad: la verdadera gloria de Francisco y Jacinta



 



Tesoros de la Fe


Nº 182 / Febrero de 2017

¿Por qué el tercer secreto de Fátima no fue divulgado en 1960?
Entrevista a Antonio Borelli Machado

Cúpula de la Basílica de San Pedro, vista desde el Vaticano, Roma



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

24 de febrero

San Lázaro, monje

++ Entre 856 y 867 . Pintaba íconos o imágenes en Constantinopla, en el reinado de Teófilo, un iconoclasta furioso. Este mandó lanzarlo a una cloaca, de donde consiguió escapar, volviendo después a pintar. El emperador mandó entonces que le fuesen quemadas las palmas de las manos, pero la emperatriz Teodora lo escondió en una iglesia, lo curó y consiguió reestablecerlo. Lázaro fue encargado de llevar a Roma la noticia de que la emperatriz Teodora resolvió la discusión a favor del culto a las imágenes. Se dice que él murió en un naufragio.








Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....