El Perú necesita de Fátima Los buenos serán martirizados, el Santo Padre tendrá mucho que sufrir, varias naciones serán aniquiladas; por fin, mi Inmaculado Corazón triunfará.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones


AbcAbcAbc

Fátima, la gran esperanza

En medio al caos que nos envuelve,
una luz sigue brillando en el horizonte,
confirmando a los que tienen fe


Autor: Marcos Luis García


La importancia de los acontecimientos de Fátima es inmensa. Varios Papas lo atestiguan. S. S. Benedicto XVI ha afirmado recientemente en Aparecida, Brasil, que se trata de “la más profética de las apariciones modernas”.


La Virgen Santísima quiso vincular las apariciones con gracias que hacen sonar en nuestras almas “campanas” interiores, enmudecidas hace mucho tiempo, por las cuales presentimos que en aquel lugar bendito ocurrió algo realmente profético.


No es difícil vislumbrar que están por suceder hechos —relacionados con el tema de Fátima— que estremecerán al mundo y sacudirán la vida de cada uno de nosotros.


Este libro nos explica paso a paso por qué Fátima es un tema de palpitante actualidad.


Una obra que trata —de modo sencillo y accesible— el significado profundo del mensaje de Fátima, analiza las diferentes partes del secreto y procura alimentar en nuestros hermanos en la Fe la confianza en una intervención de la Santísima Virgen para socorro de la humanidad, para hacer un gran bien a las almas, cada vez más desorientadas frente al caos de nuestros días.




[ Volver Atrás ]

Artículos relacionados

El Detente del Sagrado Corazón
El Culto a la Santísima Virgen
Autocontrol, la verdadera llave del éxito
Fátima: ¿Mensaje de Tragedia o de Esperanza?
El Milagro del Sol - Conociendo a los Testigos
La Virgen María
Lleve un ejemplar gratis (multifoliar 90 años)
Concentración Cerebral
Adquiera aquí su Detente del Sagrado Corazón
El Cruzado del Siglo XX




Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


Peregrinando
¡Multitudinaria manifestación de fe!
El Santo Sepulcro: Una tumba vacía... llena de la presencia de Cristo
La Navidad y la Civilización Cristiana
Visita de Mons. Schneider a Lima
Cremación: indicio de la actual descristianización
Una luz que viene del campo
Suicidios en la juventud: ¿Por qué?
Los confesionarios y el espíritu de la Iglesia
El mensaje de Fátima, hoy más urgente que nunca
Ideología de Género: Una persecución religiosa en ciernes
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa
Maravillosa lección en los orígenes de Lourdes
Fátima: “una sola fe, un solo bautismo, una sola Iglesia”



 



Tesoros de la Fe


Nº 194 / Febrero de 2018

Francisco y Jacinta de Fátima
Los pastorcitos canonizados por el Papa Francisco

Francisco y Jacinta, los santos pastorcitos de Fátima, canonizados por el Papa Francisco



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

18 de febrero

Miércoles de Ceniza - San Flaviano, Patriarca

+449, d.C. + Turquía. Patriarca de Constantinopla (446-449), participó del concilio convocado por el emperador Teodosio II y realizado en una iglesia de Éfeso (Turquía) el 8 de agosto de 449. Cuando se deliberaba a respecto de Eutiques y de su herejía monofisita (según la cual habría en Nuestro Señor Jesucristo apenas una naturaleza, y no dos –la divina y la humana-, una multitud compuesta por monjes, soldados y marineros exaltados invadió la iglesia para apoyar a los obispos heréticos y golpear a los padres conciliares que se oponían a Eutiques. Las iras se volvieron principalmente contra Flaviano. Llevado preso, murió debido a los malos tratos recibidos durante aquel tumulto, que quedó conocido como el concilio de ladrones, o pillaje de Éfeso, o aun el latrocinio de Éfeso.

Más información aquí.






Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....