El Perú necesita de Fátima Sobre todo, aceptad y soportad con resignación el sufrimiento que Nuestro Señor os envíe.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones


AbcAbcAbc


 

Autor: John M. Haffert

El Milagro del Sol
Conociendo a los Testigos



En julio de 1917 Nuestra Señora prometió a los tres pastorcitos “un milagro para que todos lo vean y crean”. La noticia se esparció a lo largo y ancho de Portugal, y el 13 de octubre de aquel año más de 70,000 personas fueron a Fátima para presenciar el milagro.

Ateos y hasta algunos católicos quisieron poner en ridículo a los “crédulos”, a aquellos “ingenuos” peregrinos. No obstante, la Santísima Virgen operó el milagro. Y mientras que algunos de los presentes tal vez esperasen un prodigio como las maravillosas curas en Lourdes, Nuestra Señora dejó a la muchedumbre atónita con un milagro tan terrible que muchos pensaron que había llegado el fin del mundo.

John M. Haffert, cofundador del Ejército Azul de Nuestra Señora de Fátima, realizó a partir de 1946 una paciente y metódica búsqueda de testigos presenciales del histórico milagro, para identificarlos y entrevistarlos. En 1960 publicó esos invalorables testimonios en el reportaje que ahora presentamos al público peruano.

Estos relatos personales reviven el milagro del Sol. En su realismo nos permiten imaginar vívidamente al Sol girando en el cielo y casi estrellarse contra la Tierra. Mientras lo vayamos leyendo, nos haremos eco del grito de los testigos. En lo más profundo de nuestras almas, también seremos llevados a exclamar: “¡creemos!”



También le puede interesar:

 


Conozca todas las publicaciones haciendo click aquí



[ Volver Atrás ]

Artículos relacionados

El Detente del Sagrado Corazón
Concentración Cerebral
El Príncipe de la Paz
Opción preferencial por la familia
Sermones de Esperanza
El Milagro del Sol
Autocontrol, la verdadera llave del éxito
Fátima: ¿Mensaje de Tragedia o de Esperanza?
El Cruzado del Siglo XX
Amar la Cruz, Meditaciones para la Cuaresma y Semana Santa




Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


Peregrinando
La Revolución Francesa
Segovia: belleza y fuerza que brotan de la fe
Notre Dame de París, la luz y las llamas
Una propaganda que explota nostalgias del pasado
Invitación al rosario del 13 de mayo
Juicio y condenación de Jesucristo, una farsa sórdida y grotesca
Grandezas y glorias de San José
El Islam y el suicidio de Occidente
San Ildefonso de Toledo
Súplica junto al Pesebre
Fallece redactor de la columna “La Palabra del Sacerdote”
La “ola celeste”: una ola celestial, una ola mariana
Presencia diabólica en el mundo de hoy
Los rostros de la Virgen en el Perú
La Visita a los Monumentos - Jueves Santo
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa



 



Tesoros de la Fe


Nº 212 / Agosto de 2019

La Revolución Francesa
Autora de los crímenes más monstruosos

Ejecución de Luis XVI, Georg Heinrich Sieveking, 1793 – Grabado alemán



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

23 de agosto

San Zaqueo, Obispo de Jerusalén

+siglo I – 116 Palestina. Es venerado como santo en toda la cristiandad. Fue el cuarto obispo de Jerusalén desde Santiago el Apóstol, sucediendo a Justo I de Jerusalén en 111. Muerto en 116, fue sucedido por Tobías. Es nombrado por Eusebio de Cesarea (265-340) como obispo de Cesareia Palestina e historiador del origen de la Iglesia que, en su Historia Eclesiástica, enumera los nombres de los primeros obispos de Jerusalén, citando a Santiago el Apóstol, Simeón, Justo y Zaqueo. Es citado también por varios hagiógrafos, incluyendo César Baronio en el siglo XVI.








Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....