El Perú necesita de Fátima Visteis el infierno, a donde van las almas de los pobres pecadores. Para salvarlas, Dios quiere establecer en el mundo la devoción a mi Inmaculado Corazón.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones


AbcAbcAbc


La guerra va a acabar


Las guerras —según enseña San Agustín— son castigos que Dios manda a las naciones por sus pecados. En 1917, Europa estaba devorada por los horrores de la Primera Guerra Mundial, cuyo precio fue de 22 millones de muertos y 30 millones de heridos. Hasta entonces el mundo no había conocido un flagelo semejante.

En la aparición de julio, la Virgen dijo a los niños:

— “Quiero que volváis el trece del mes que viene y que continuéis rezando el rosario todos los días en honra de Nuestra Señora del Rosario, para obtener la paz del mundo y el fin de la guerra, porque sólo Ella os puede ayudar”.

La Virgen María conoce la fuerza de la oración, en particular la del Santo Rosario; y, el poder de su intercesión, porque es la Medianera Universal de todas las gracias.

Luego, al comenzar la segunda parte del secreto, añadió:

— “Si hacen lo que Yo os diga, se salvarán muchas almas y tendrán paz”.

Nótese bien, la frase es condicional. Muestra el camino; aquel que no quiera seguirlo se extraviará.

En seguida, contra los pronósticos del momento —pues las escaramuzas en las trincheras parecían de nunca acabar— la Santísima Virgen anuncia el fin de la guerra:

— “La guerra va a acabar”.

En el mes de octubre, volvió a repetir:

— “La guerra va a terminar y los militares volverán pronto a sus casas”.

Al año siguiente 1918, tal como Nuestra Señora lo predijo, la guerra acabó. Cumpliéndose así, al pie de la letra, esta parte de la profecía de la Virgen de Fátima.     


1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18



[ Volver Atrás ]

Artículos relacionados

Fátima 90 años — multifoliar 7
Fátima 90 años — multifoliar 3
Fátima 90 años — multifoliar 15
Fátima 90 años — multifoliar 11
Fátima 90 años — multifoliar 2
Fátima 90 años — multifoliar 10
Fátima 90 años — multifoliar 17
Fátima 90 años — multifoliar 9
Fátima 90 años — multifoliar 14
Fátima 90 años — multifoliar 12




Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


COVID-19
¿El coronavirus es un castigo divino?
La pandemia y los grandes horizontes de Fátima
Mons. Athanasius Schneider: Nos gloriamos en las tribulaciones
Remedio seguro contra la “coronafobia”
Cardenal Raymond Leo Burke: Mensaje sobre el combate contra el coronavirus



Peregrinando
El Santísimo Sacramento de la Eucaristía
La Madonna de Monte Bérico
Remedio seguro contra la “coronafobia”
El Hijo de Dios condenado por el más arbitrario de los procesos
Santa Jacinta de Fátima: Centenario de su fallecimiento (1920-2020)
La actitud católica frente a la muerte y la concepción materialista
¿Cómo rezar bien el rosario en honor a la Virgen María?
Grandezas y glorias de San José
Presencia diabólica en el mundo de hoy
Los rostros de la Virgen en el Perú
La Visita a los Monumentos - Jueves Santo
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa



 



Tesoros de la Fe


Nº 222 / Junio de 2020

El Santísimo Sacramento
La Solemnidad del Corpus Christi

Bendición con el Santísimo en la Fiesta del Corpus Christi, Colegio Tajamar, Madrid, 2017(Foto: Álvaro-García-Fuentes)



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

7 de junio

Santísimo Cuerpo y Sangre de Nuestro Señor Jesucristo

+ . En el siglo XIII, una admirable mística flamenca, Santa Juliana de Mont Cornillon, religiosa en Lieja, actual Bélgica, tuvo repetidas visiones de una luna brillante en la cual una franja que la dividía en dos permanecía misteriosamente a oscuras. Nuestro Señor le reveló más tarde que la luna simbolizaba el calendario de fiestas de la Iglesia y que la parte a oscuras se debía a la falta de una fiesta específica para honrar su Presencia Real en el Santísimo Sacramento.

Más información aquí.

San Antonio María Gianelli, Obispo y Confesor.

+1846 Italia. Hijo de agricultores, se dedicó a la predicación, fundando para auxiliarlo en ese ministerio los Institutos de las Hijas de María Santísima del Huerto, de los Misioneros de San Alfonso de Ligorio y de los Oblatos de San Alfonso. Obispo de Bobbio, fue un verdadero misionero para sus diocesanos.








Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....