El Perú necesita de Fátima Rezad, rezad mucho y haced sacrificios por los pecadores, que muchas almas se van al infierno por no haber quién se sacrifique y pida por ellas.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones


AbcAbcAbc

Cómo desarrollar su capacidad de
Concentración Cerebral

Multiplique por diez su fuerza mental

 

Autor: Raymond de Saint-Laurent

Precio: S/. 15.00
(incluye su entrega a nivel nacional)

¿Habrá notado usted, que la mayor parte de las personas vive cansada, tensa y estresada, rindiendo mucho menos de lo que es capaz? De hecho, la mayor parte de nuestra capacidad de trabajo y de producción se pierde… porque no sabemos prestar atención en aquello que estamos haciendo.

Lamentablemente casi todo el mundo tiene la costumbre de hacer varias cosas al mismo tiempo. Hasta de pensar al mismo tiempo (conciente o inconcientemente) en varios asuntos. A la hora de redactar una carta, o atender a un cliente, o fijar un clavo en la pared, nuestra cabeza está distante pensando en otras cosas, “soñando con los ojos abiertos”, rumiando problemas y preocupaciones.

El resultado de todo esto, es que nos cansamos y nos desgastamos por gusto, y terminamos rindiendo mucho menos de lo que sería de esperar. Dispersando así nuestras energías mentales, no hacemos bien lo que debemos hacer, perdemos un tiempo precioso y vivimos quejándonos de nosotros mismos…

Este libro analiza de modo brillante el problema de la dispersión de la atención, y le enseña ejercicios fáciles y eficaces para que usted aumente gradualmente su capacidad de concentración cerebral.

Con ello, el rendimiento en su trabajo aumentará extraordinariamente. A corto plazo, usted se sentirá otra persona. Desarrollará el sentido de observación del mundo exterior y desencadenará dentro de sí el surgimiento de nuevas potencialidades, haciendo gala de una creatividad hasta ahora desconocida.



Conozca la Colección completa para el Desarrollo de la Personalidad:

 


Adquiera los cinco libros haciendo click aquí



[ Volver Atrás ]

Artículos relacionados

Sermones de Esperanza
El Culto a la Santísima Virgen
El Milagro del Sol - Conociendo a los Testigos
La Virgen María
El Detente del Sagrado Corazón
Fátima, la gran esperanza
El Milagro del Sol
Amar la Cruz, Meditaciones para la Cuaresma y Semana Santa
Opción preferencial por la familia
El Príncipe de la Paz




Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


Peregrinando
La Revolución Francesa
Segovia: belleza y fuerza que brotan de la fe
Notre Dame de París, la luz y las llamas
Una propaganda que explota nostalgias del pasado
Invitación al rosario del 13 de mayo
Juicio y condenación de Jesucristo, una farsa sórdida y grotesca
Grandezas y glorias de San José
El Islam y el suicidio de Occidente
San Ildefonso de Toledo
Súplica junto al Pesebre
Fallece redactor de la columna “La Palabra del Sacerdote”
La “ola celeste”: una ola celestial, una ola mariana
Presencia diabólica en el mundo de hoy
Los rostros de la Virgen en el Perú
La Visita a los Monumentos - Jueves Santo
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa



 



Tesoros de la Fe


Nº 212 / Agosto de 2019

La Revolución Francesa
Autora de los crímenes más monstruosos

Ejecución de Luis XVI, Georg Heinrich Sieveking, 1793 – Grabado alemán



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

16 de setiembre

Santos Cornelio - Papa, y Cipriano - Obispo, Mártires.

+252 y 258 . Esos dos mártires aparecieron juntos en el Canon de la Misa. San Cornelio gobernó la Iglesia de 251 a 253, siendo desterrado por el Emperador Galo. San Cipriano, Obispo de Cartago, por su virtud y sólida doctrina, ejerció extraordinaria influencia en el norte de África, donde fue martirizado.








Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....