El Perú necesita de Fátima La verdadera penitencia que Nuestro Señor ahora quiere y exige, consiste, sobre todo, en el sacrificio que cada uno tiene que imponerse para cumplir con sus propios deberes.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones


AbcAbcAbc

El poder de
La Voluntad

Para lograr sus objetivos

 

Autor: Raymond de Saint-Laurent

Existen dos categorías de hombres: los que tienen voluntad y los que no saben hacer uso de ese don inapreciable con el que Dios dotó la naturaleza humana.

Los primeros son los que hacen la Historia.

Los segundos son los que viven —o, mejor dicho, vegetan sin gloria— al margen de la Historia. Tener una voluntad poderosa y capaz de superar todos los obstáculos está, en gran medida a su alcance. Depende exclusivamente de usted.

Cualquiera que sea su situación psíquica actual, aunque se encuentre habitualmente en estado de depresión, usted podrá reeducar su voluntad, templar su carácter y convertirse en una persona enérgica.

No piense que éste es un libro de esos vulgarmente llamados de “auto-ayuda”.

No enseña “fórmulas mágicas”…

Son procedimientos simples y de sentido común que, si son observados de acuerdo con el método enseñado, conducen al lector a fortificar gradualmente su voluntad.

Lea con atención este libro, y siga metódicamente los consejos e indicaciones que expone. En poco tiempo, sin grandes esfuerzos, usted se sentirá otra persona.



Conozca la Colección completa para el Desarrollo de la Personalidad:

 


Adquiera los cinco libros haciendo click aquí



[ Volver Atrás ]

Artículos relacionados

Tesoros de la Fe - Número 117 - Setiembre de 2011
Tesoros de la Fe - Número 111 - Marzo de 2011
El Escapulario de la Virgen del Carmen, “señal de salvación”
Cómo librarse de la Timidez
Números Anteriores 2012
Infame e inaceptable blasfemia contra la Santísima Virgen – Reaccione ahora
Tesoros de la Fe - Número 118 - Octubre de 2011
Tesoros de la Fe - Número 119 - Noviembre de 2011
Homenaje por el 13 de mayo
Estimados amigos de Fátima




Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


COVID-19
¿El coronavirus es un castigo divino?
La pandemia y los grandes horizontes de Fátima
Mons. Athanasius Schneider: Nos gloriamos en las tribulaciones
Remedio seguro contra la “coronafobia”
Cardenal Raymond Leo Burke: Mensaje sobre el combate contra el coronavirus



Peregrinando
Cristiandad
El ángel de la guarda, nuestro verdadero amigo
La Asunción de María Santísima
¡Vade retro Satanás!
El Santísimo Sacramento de la Eucaristía
La Madonna de Monte Bérico
Remedio seguro contra la “coronafobia”
El Hijo de Dios condenado por el más arbitrario de los procesos
Santa Jacinta de Fátima: Centenario de su fallecimiento (1920-2020)
La actitud católica frente a la muerte y la concepción materialista
¿Cómo rezar bien el rosario en honor a la Virgen María?
Grandezas y glorias de San José
Presencia diabólica en el mundo de hoy
Los rostros de la Virgen en el Perú
La Visita a los Monumentos - Jueves Santo
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa



 



Tesoros de la Fe


Nº 226 / Octubre de 2020

Cristiandad
Sacralidad en el orden temporal

Emperador Carlomagno, Alberto Durero, 1511-13 – Óleo sobre madera de tilo, Museo Nacional Germánico, Nuremberg (Alemania)



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

22 de octubre

Santa María Salomé, Viuda

+Siglo I + Palestina. Según la tradición, prima de la Santísima Virgen. Era la esposa del Zebedeo, uno de los marineros más conocidos de Betsaida (Israel) y madre de Santiago y de San Juan Evangelista. Fue una de las Santas Mujeres que estaban al pie de la Cruz (Jn. 19, 25).








Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....