El Perú necesita de Fátima Si los hombres supiesen lo que es la eternidad, harían todo para cambiar de vida.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones


AbcAbcAbc

Cómo librarse de
La Timidez

Sus causas, sus consecuencias, sus remedios

 

Autor: Raymond de Saint-Laurent

Precio: S/. 15.00
(incluye su entrega a nivel nacional)

Si usted es tímido, sepa que su timidez está con los días contados. Usted acaba de encontrar la solución definitiva para su aflicción, su inseguridad, su terrible desconfianza en sí mismo.

En este libro descubrirá un método gradual, fácil y seguro para vencer su problema; o, más bien, su enfermedad.

Sí, la timidez es verdaderamente una enfermedad: una enfermedad psíquica, pero que trae, como no podía dejar de ser, consecuencias físicas muy desagradables.

Lea con atención y siga metódicamente los ejercicios prescritos, paso a paso, sin prisa de llegar al fin.

Son procedimientos simples y de sentido común que, si fueran observados de acuerdo con el método enseñado, lo llevarán a ir aumentando gradualmente su seguridad y su autoconfianza, hasta alcanzar la meta de vencer, de una vez por todas, la timidez.

¡En pocas semanas se sentirá otra persona!

El autor es un psicólogo y educador experimentado, profundo conocedor del alma humana; Con suma destreza y tacto, él aborda el tema tan sólo en sus aspectos naturales; pero, a lo largo de todo el texto, Ud. se sentirá gratamente acompañado por el equilibrio, la suavidad y la fuerza comunicativa de un verdadero pastor de almas.

Si usted no es tímido, también podrá beneficiarse de modo incalculable con este libro.

En primer lugar, tendrá acceso a observaciones y consejos útiles en el trato con otras personas, en los negocios, en la educación de los hijos, etc. En segundo lugar, aprenderá a tratar a los tímidos...



Conozca la Colección completa para el Desarrollo de la Personalidad:

 


Adquiera los cinco libros haciendo click aquí



[ Volver Atrás ]

Artículos relacionados

Números Anteriores 2012
Donaciones internacionales
La Autosugestión
Banco de la Nación: Instrucciones para pago en línea
La National Gallery de Londres ofrece una disculpa incoherente
Infame e inaceptable blasfemia contra la Santísima Virgen – Reaccione ahora
Pascua de Resurrección
Tesoros de la Fe - Número 119 - Noviembre de 2011
Tesoros de la Fe - Número 116 - Agosto de 2011
Calendario Febrero 2012




Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


Peregrinando
El Santo Leño de la Cruz: Resumen simbólico del Evangelio
La Revolución Francesa
Segovia: belleza y fuerza que brotan de la fe
Notre Dame de París, la luz y las llamas
Una propaganda que explota nostalgias del pasado
Invitación al rosario del 13 de mayo
Juicio y condenación de Jesucristo, una farsa sórdida y grotesca
Grandezas y glorias de San José
El Islam y el suicidio de Occidente
San Ildefonso de Toledo
Súplica junto al Pesebre
Fallece redactor de la columna “La Palabra del Sacerdote”
La “ola celeste”: una ola celestial, una ola mariana
Presencia diabólica en el mundo de hoy
Los rostros de la Virgen en el Perú
La Visita a los Monumentos - Jueves Santo
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa



 



Tesoros de la Fe


Nº 213 / Septiembre de 2019

Exaltación de la Santa Cruz
¡Con este signo vencerás!

Vista de la ciudad de Antigua Guatemala desde el Cerro de la Cruz, al fondo el Volcán de Agua



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

21 de octubre

San Hilarión, Abad

+Siglo IV + Palestina. Nació en Tabata, pequeña ciudad de Gaza, en Palestina. Hijo de Paganos, que lo enviaron para estudiar en Alejandría, se convirtió y partió hacia el desierto, donde fue dirigido por San Antonio.








Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....