El Perú necesita de Fátima No temáis soy el Ángel de la Paz. Rezad conmigo Dios mío, yo creo, adoro, espero y te amo. Te pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan y no te aman.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones


AbcAbcAbc

Cómo librarse de
La Timidez

Sus causas, sus consecuencias, sus remedios

 

Autor: Raymond de Saint-Laurent

Precio: S/. 15.00
(incluye su entrega a nivel nacional)

Si usted es tímido, sepa que su timidez está con los días contados. Usted acaba de encontrar la solución definitiva para su aflicción, su inseguridad, su terrible desconfianza en sí mismo.

En este libro descubrirá un método gradual, fácil y seguro para vencer su problema; o, más bien, su enfermedad.

Sí, la timidez es verdaderamente una enfermedad: una enfermedad psíquica, pero que trae, como no podía dejar de ser, consecuencias físicas muy desagradables.

Lea con atención y siga metódicamente los ejercicios prescritos, paso a paso, sin prisa de llegar al fin.

Son procedimientos simples y de sentido común que, si fueran observados de acuerdo con el método enseñado, lo llevarán a ir aumentando gradualmente su seguridad y su autoconfianza, hasta alcanzar la meta de vencer, de una vez por todas, la timidez.

¡En pocas semanas se sentirá otra persona!

El autor es un psicólogo y educador experimentado, profundo conocedor del alma humana; Con suma destreza y tacto, él aborda el tema tan sólo en sus aspectos naturales; pero, a lo largo de todo el texto, Ud. se sentirá gratamente acompañado por el equilibrio, la suavidad y la fuerza comunicativa de un verdadero pastor de almas.

Si usted no es tímido, también podrá beneficiarse de modo incalculable con este libro.

En primer lugar, tendrá acceso a observaciones y consejos útiles en el trato con otras personas, en los negocios, en la educación de los hijos, etc. En segundo lugar, aprenderá a tratar a los tímidos...



Conozca la Colección completa para el Desarrollo de la Personalidad:

 


Adquiera los cinco libros haciendo click aquí



[ Volver Atrás ]

Artículos relacionados

El Escapulario de la Virgen del Carmen, “señal de salvación”
Donaciones internacionales
Tesoros de la Fe - Número 113 - Mayo de 2011
El poder de la Voluntad
Búsquedas
Tesoros de la Fe - Número 120 - Diciembre de 2011
Sede Nacional de la Campaña el Perú necesita de Fátima
Pascua de Resurrección
Tesoros de la Fe - Número 111 - Marzo de 2011
Calendario Enero 2012




Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


Peregrinando
¡Multitudinaria manifestación de fe!
El Santo Sepulcro: Una tumba vacía... llena de la presencia de Cristo
La Navidad y la Civilización Cristiana
Visita de Mons. Schneider a Lima
Cremación: indicio de la actual descristianización
Una luz que viene del campo
Suicidios en la juventud: ¿Por qué?
Los confesionarios y el espíritu de la Iglesia
El mensaje de Fátima, hoy más urgente que nunca
Ideología de Género: Una persecución religiosa en ciernes
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa
Maravillosa lección en los orígenes de Lourdes
Fátima: “una sola fe, un solo bautismo, una sola Iglesia”



 



Tesoros de la Fe


Nº 194 / Febrero de 2018

Francisco y Jacinta de Fátima
Los pastorcitos canonizados por el Papa Francisco

Francisco y Jacinta, los santos pastorcitos de Fátima, canonizados por el Papa Francisco



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

21 de febrero

San Pedro Damián, Obispo, Confesor y Doctor de la Iglesia

+1072 + Rávena - Italia. Ingresó en la Orden de los Camaldulenses. Nombrado Cardenal-Obispo de Ostia, tuvo que aceptar a contragusto ese nombramiento, bajo pena de excomunión. Dejó más de 158 cartas, 60 opúsculos, varias vidas de santos y admirables sermones.

Más información aquí.






Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....