El Perú necesita de Fátima La verdadera penitencia que Nuestro Señor ahora quiere y exige, consiste, sobre todo, en el sacrificio que cada uno tiene que imponerse para cumplir con sus propios deberes.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones




¿Por qué llora Nuestra Señora?


Diversos


Diversos   ^  

●  Ola de profanaciones en Chile

●  Falsa noticia sobre Lourdes

●  Niños cibernéticos

●  La conmemoración de los difuntos vs. el día de las brujas: Halloween

●  La “yihad” islámica en una escuelita italiana

●  Una religiosa nos habla a través de los siglos

●  Eutanasia infantil, nuevo zarpazo de la cultura de la muerte

●  Cientos de iglesias cerrarán en Holanda

●  ¡Satanismo para la juventud!

●  Helado blasfemo

●  Acelerada marcha del nudismo

●  A dónde lleva la moda de los tatuajes

●  ¿Una nueva ofensiva iconoclasta?

●  Prohíben rezar por los difuntos

●  Ideología de género inspira los manuales escolares franceses

●  Una «ordonnance» del rey Carlos VI de Francia

●  Plata de desecho

●  Estaremos presenciando la muerte de la modestia

●  Satanismo social

●  “Estos corderos de Dios pueden morder”...

●  Devastación moral emprendida por la TV

●  Actos sacrílegos y blasfemos apremian la necesidad de reparación

●  Nefastos modelos que los medios de comunicación presentan para la juventud

●  Dos blasfemias con camuflajes “artísticos”

●  ¡Que la Santísima Virgen proteja a los EE. UU. y al mundo!

●  Trágica Semana Santa deja más de 1,000 muertos en Latinoamérica

●  Recrudecen las persecuciones a los católicos

●  Imagen de la Virgen de Fátima ultrajada en la Catedral de Huánuco

●  Utopía asesina

●  Nueva Orleans: 1972-2005, Las lágrimas de la Virgen y el huracán Katrina

●  ¿Sabe Ud. a qué juegan sus hijos?

●  España al borde del abismo: ¿una nueva Sodoma y Gomorra?

●  Sacrilegio en la Iglesia de la Visitación

●  La dictadura del piercing

●  ¿Qué se esconde detrás de la “píldora del día siguiente”?

●  ¡Peor que polígamos y terroristas!


 
 

Artículos de  Tesoros de la Fe  por año o sección

Años

Secciones

Actualidad
Ambientes Costumbres Civilizaciones
El Mensaje de Fátima
Entrevistas
Especiales
Historia Sagrada
La Palabra del Sacerdote
Lectura Espiritual
Página Mariana
Palabras del Director
Plinio Corrêa de Oliveira
SOS Familia
Tema del mes
Verdades Olvidadas
Vidas de Santos
¿Por qué llora Nuestra Señora?



Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


Peregrinando
Suicidios en la juventud: ¿Por qué?
Santa Rosa de Lima
Capítulo 5: El mensaje salvador
Los confesionarios y el espíritu de la Iglesia
Noche Inolvidable
El mensaje de Fátima, hoy más urgente que nunca
Ideología de Género: Una persecución religiosa en ciernes
Nuestra Señora de Sonsoles
¿Por qué el tercer secreto de Fátima no fue divulgado en 1960?
Las milagrosas fuentes de agua de Fátima
El Señor de los Milagros
Lágrimas, milagroso aviso - Nueva Orleans 1972
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa
Maravillosa lección en los orígenes de Lourdes
Fátima: “una sola fe, un solo bautismo, una sola Iglesia”



 



Tesoros de la Fe


Nº 189 / Septiembre de 2017

Suicidios en la juventud
¿Por qué se incrementan en nuestra época?

La vida moderna ha incrementado en los jóvenes el padecimiento de la depresión, el sufrimiento interior y, finalmente, ¡el suicidio!



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

19 de setiembre

Aparición de Nuestra Señora en La Salette (Francia)

+ . En 1846, a dos pastorcitos, Maximino y Melania, recomendando la oración cotidiana y la santificación de los domingos. Denunció en términos candentes los pecados del Clero.

Más información aquí.






Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....