El Perú necesita de Fátima Sobre todo, aceptad y soportad con resignación el sufrimiento que Nuestro Señor os envíe.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones


Todo sobre Fátima

Fátima, presente y futuro

El mensaje de Fátima y las persecuciones a la Iglesia Un siglo antes que Fátima la Providencia ya alertaba al mundo Tercera parte del secreto, visión profética de un castigo inminente, de una catástrofe inmensa y del gran retorno de las almas a Dios Lágrimas, milagroso aviso Fátima: explicación y remedio de la crisis contemporánea Los resplandores sacrales de la aurora del Reino de María ¡Peor que polígamos y terroristas! La devoción al Corazón de María salvará al mundo La muerte de la Hermana Lucía. Y la realización de las promesas de Fátima Gravedad del pecado, necesidad de la oración y misericordia divina Sobre el fin del mundo y el Juicio Final Actualidad del Mensaje de Fátima Las grandes perspectivas de Fátima Explicación y remedio para la crisis contemporánea ¿Cómo se desencadenará el castigo previsto en Fátima? Visiones y avisos celestiales Esta fotografía conmovió al mundo en julio de 1972 Penitencia, un pedido de la Santísima Virgen en Fátima



Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


COVID-19
¿El coronavirus es un castigo divino?
La pandemia y los grandes horizontes de Fátima
Mons. Athanasius Schneider: Nos gloriamos en las tribulaciones
Remedio seguro contra la “coronafobia”
Cardenal Raymond Leo Burke: Mensaje sobre el combate contra el coronavirus



Peregrinando
Santa Bernadette Soubirous
Corrupción en la sociedad: ¿Existe una solución?
Fiesta de gloria y de paz
Intransigencia de los Santos: irreductible fidelidad a su misión
Cristiandad
El ángel de la guarda, nuestro verdadero amigo
La Asunción de María Santísima
¡Vade retro Satanás!
El Santísimo Sacramento de la Eucaristía
La Madonna de Monte Bérico
Remedio seguro contra la “coronafobia”
El Hijo de Dios condenado por el más arbitrario de los procesos
Santa Jacinta de Fátima: Centenario de su fallecimiento (1920-2020)
La actitud católica frente a la muerte y la concepción materialista
¿Cómo rezar bien el rosario en honor a la Virgen María?
Grandezas y glorias de San José
Presencia diabólica en el mundo de hoy
Los rostros de la Virgen en el Perú
La Visita a los Monumentos - Jueves Santo
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa



 



Tesoros de la Fe


Nº 230 / Febrero de 2021

Sta. Bernadette Soubirous
La vidente de la Virgen de Lourdes

Urna de cristal con los restos mortales de santa Bernadette Soubirous, en la capilla del antiguo convento de Saint-Gildard, en Nevers (Francia)



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

25 de febrero

San Avertano y Beato Romeo, Confesores

+1386 + Luca - Italia. Avertano, debiendo escoger su estado de vida, tuvo la inspiración de entrar en la Orden Carmelita, en la cual efectivamente ingresó. Habiendo manifestado gran deseo de peregrinar a Roma, los superiores le dieron por compañero a Romeo, hermano lego del convento. Contagiados por la peste negra, se detuvieron en la ciudad de Luca, donde murieron después de una semana.



Siervo de Dios P. Fr. Francisco Salamanca OdeM

+(+1737) Perú. Sacerdote mercedario, natural de Oruro. Infatigable predicador y misionero en los valles de Calca y Lares, eximio rector del Santuario del Señor de Huanca y singular devoto de la Virgen Dolorosa.?“Desde su muerte […] ha sido considerado como un varón extraordinario, adornado de las virtudes propias de un hombre de Dios. Concepto que se ha conservado y transmitido por la tradición de generación en generación. Tradición que se siente y se vive en el Convento de la Merced del Cusco”, donde ha sido descubierta su celda, decorada con exquisitas pinturas murales.








Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....