El Perú necesita de Fátima Sobre todo, aceptad y soportad con resignación el sufrimiento que Nuestro Señor os envíe.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones


AbcAbcAbc

El Milagro del Sol

Conociendo a los Testigos

Cuando la hermana Lucía murió el 13 de febrero de 2005, miles de personas acudieron al convento carmelita en Coimbra, Portugal, para rezar ante los restos de la última de los tres videntes de Fátima.

Durante casi nueve décadas, la hermana Lucía ha recordado a millones de fieles los pedidos hechos por la Santísima Virgen en Fátima: que recemos el Santo Rosario diariamente, que hagamos penitencia por la conversión de los pecadores, que abandonemos el pecado, que practiquemos la devoción de los cinco primeros sábados y otros actos de reparación por las ofensas cometidas contra su Inmaculado Corazón. Nuestra Madre Santísima también advirtió acerca de un castigo que vendría si sus pedidos no fueran atendidos.

Aunque abundante en significados, Fátima es al mismo tiempo muy fácil de entender. Fue lo que mostró el líder católico Plinio Corrêa de Oliveira (1908-1995), usando una comparación con situaciones de la vida familiar.

Él empleó la imagen de un padre que, disgustado por la mala conducta de sus hijos, está dispuesto a castigarlos a no ser que cambien de actitud. Por eso, le pide a la madre que les advierta de su intención. Tiene la esperanza de que sus palabras sean suficientes para convencerlos, y que de esa manera el castigo no sea necesario. Ella los reúne entonces a su alrededor y les habla como sólo las madres saben hacerlo. Ése es el sentido de las advertencias que la Virgen hizo en Fátima.

Pero, ¿habremos enmendado nuestras vidas? ¿Necesitaremos ser castigados para cambiar? Basta considerar la decadencia moral ocurrida desde 1917 hasta hoy, para darse cuenta que el mundo no ha atendido el maternal llamado de Nuestra Señora a la conversión.

Al iniciar un nuevo año, haríamos bien en recordar lo ocurrido el 13 de octubre de 1917. Tres meses antes, Nuestra Señora había prometido a Lucía “un milagro para que todos lo vean y crean”. La noticia se esparció a lo largo y ancho de Portugal, y ese día más de 70,000 personas fueron a la Cova da Iría para presenciar el milagro.

Ateos y hasta algunos católicos quisieron poner en ridículo a los “crédulos”, a aquellos “ingenuos” peregrinos. No obstante, la Santísima Virgen operó el milagro. Y mientras que algunos de los presentes tal vez esperasen un prodigio como las maravillosas curaciones en Lourdes, Nuestra Señora dejó a la muchedumbre atónita con un milagro tan terrible que muchos pensaron que había llegado el fin del mundo.

Plinio Corrêa de Oliveira se preguntaba si el milagro del Sol no podría simbolizar la magnitud del castigo que la humanidad obstinada en el pecado atrae sobre sí. Inesperadamente el Sol giró vertiginosamente en el cielo. ¿Cuántas situaciones que normalmente consideramos aseguradas podrían inesperadamente entrar en una “espiral” fuera de control, debido a la crisis moral contemporánea, de manera que nos amenacen con la destrucción total?

Entonces, para animarnos a meditar sobre este milagro, la campaña «El Perú necesita de Fátima» ha reeditado el libro El Milagro del Sol — Conociendo a los testigos, escrito por John M. Haffert. Desde 1946, el amor y la dedicación a la Virgen llevaron al Sr. Haffert a una paciente y metódica búsqueda de testigos presenciales del histórico milagro de la Cova da Iría, para identificarlos y entrevistarlos. En 1960, publicó esos invalorables testimonios, en el reportaje que ahora presentamos.

Esta obra no podría ser escrita en la actualidad, porque la mayoría de los testigos entrevistados —incluso la propia hermana Lucía— ya fueron llamados por Dios. Al registrar sus testimonios, el Sr. Haffert rindió un gran y perdurable servicio a la Iglesia. Aquellos que se beneficien de esta lectura quedarán en deuda con él.

Estos relatos personales reviven el milagro del Sol. En su realismo nos permiten imaginar vívidamente al Sol girando en el cielo y casi estrellarse contra la Tierra. Mientras lo vayamos leyendo, nos haremos eco del grito de los testigos.

El Milagro del Sol — Conociendo a los testigos nos invita a prepararnos diligentemente para un severo juicio de un mundo que se está haciendo acreedor a un castigo divino; y, nos convoca a fortificar nuestra fe, a incrementar nuestro amor a Dios y proclamar nuestra firme certeza en la promesa de María Santísima: “¡Por fin, mi Inmaculado Corazón triunfará!”

Adquiera este libro solicitándolo en http://www.fatima.org.pe/milagro o llamando al teléfono 358-5066. Precio: S/. 15, incluye entrega a domicilio a nivel nacional.

 

 

John Mathias Haffert

John Mathias Haffert nació en los Estados Unidos en 1915. Desde muy joven se destacó como católico militante y escritor proficuo. A los 25 años lanzó su primer libro, María en la Promesa de su Escapulario – Signo de su Corazón. A lo largo de su existencia publicó más de 20 obras relacionadas con las apariciones de la Santísima Virgen en Fátima.

En vida se dedicó a promover el mensaje de Fátima y la devoción al escapulario carmelita. En 1947 junto a Mons. Harold Colgan fundó el Ejército Azul de Nuestra Señora de Fátima (Apostolado Mundial de Fátima).

Ese mismo año, el Sr. Haffert encomendó la confección de una imagen de Nuestra Señora de Fátima con la idea de que viajara alrededor del mundo en peregrinación continua. Así, bajo la orientación directa de la hermana Lucía, el artista portugués José Thedim esculpió esta imagen que se volvería famosa en 1972, cuando vertió lágrimas en la ciudad de Nueva Orleáns. Desde entonces la Imagen Peregrina ha recorrido más de 100 países.

Gracias a la iniciativa de Plinio Corrêa de Oliveira, la sagrada imagen visitó Latinoamérica en diversas ocasiones. En el Perú, fue recibida apoteósicamente en julio de 1983 y abril de 1985.



[ Volver Atrás ]

Artículos relacionados

La casa de la Virgen
"Sus hijos se levantaron y la proclamaron bienaventurada"
Por las alturas de Orcopampa y Andagua
Fátima: explicación y remedio de la crisis contemporánea
Peregrinando dentro de una mirada
Cómo TFP celebró los 80 años de las apariciones de Fátima
La columna del peregrino
Maravillosa propagación del Escapulario del Carmen
María nunca se deja ganar en generosidad
La campaña EPNF cumple su primer año







Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


COVID-19
¿El coronavirus es un castigo divino?
La pandemia y los grandes horizontes de Fátima
Mons. Athanasius Schneider: Nos gloriamos en las tribulaciones
Remedio seguro contra la “coronafobia”
Cardenal Raymond Leo Burke: Mensaje sobre el combate contra el coronavirus



Peregrinando
150 años de la Comuna de París
San Juan Masías
Rosa de Santa María
Iglesia y Estado: ¿unión o separación?
Remedio eficaz contra los males contemporáneos
Las glorias de María
Santo Toribio de Mogrovejo
La Sagrada Túnica de Nuestro Divino Redentor
Santa Bernadette Soubirous
Corrupción en la sociedad: ¿Existe una solución?
Fiesta de gloria y de paz
Intransigencia de los Santos: irreductible fidelidad a su misión
Cristiandad
El ángel de la guarda, nuestro verdadero amigo
La Asunción de María Santísima
¡Vade retro Satanás!
El Santísimo Sacramento de la Eucaristía
La Madonna de Monte Bérico
Remedio seguro contra la “coronafobia”
El Hijo de Dios condenado por el más arbitrario de los procesos
Santa Jacinta de Fátima: Centenario de su fallecimiento (1920-2020)
La actitud católica frente a la muerte y la concepción materialista
¿Cómo rezar bien el rosario en honor a la Virgen María?
Grandezas y glorias de San José
Presencia diabólica en el mundo de hoy
Los rostros de la Virgen en el Perú
La Visita a los Monumentos - Jueves Santo
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa
Santidad: la verdadera gloria de Francisco y Jacinta



 



Tesoros de la Fe


Nº 238 / Octubre de 2021

150 años de la Comuna de París
Implacable persecución de la Iglesia

Barricada, la Comuna de París, mayo de 1871, André Devambez, 1911 – Óleo sobre lienzo, Museo de la Historia de Francia, Palacio de Versalles



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

19 de octubre

Santos Juan de Brébeuf, Isaac Jogues y compañeros mártires

+Siglo XVII + América del Norte. Jesuitas franceses que evangelizaban el Canadá (actual Norte de Estados Unidos), cuyas tierras regaron con su sangre al ser martirizados por los feroces indios iroqueses.








Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....