El Perú necesita de Fátima Los buenos serán martirizados, el Santo Padre tendrá mucho que sufrir, varias naciones serán aniquiladas; por fin, mi Inmaculado Corazón triunfará.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones


AbcAbcAbc

Atacan al Papa para silenciar a la Iglesia



En las últimas semanas, S. S. Benedicto XVI ha sido objeto de una violenta onda de ataques contra su Sagrada Persona, a propósito de los abusos cometidos por sacerdotes contra menores de edad, que el Papa se ha esforzado notoriamente en investigar, castigar y reparar.

Con el apoyo pernicioso de ciertos sectores de la prensa y de grupos que se ufanan en contestar todo lo que se refiere a Dios y a la Santa Iglesia, este verdadero ?tsunami publicitario? pretende ultrajar la dignidad y la santidad de la Cátedra de Pedro, para minar la influencia de la Santa Iglesia en nuestra sociedad.

Por eso le invitamos a suscribir este mensaje de apoyo y desagravio al Santo Padre.

Es necesario mostrar a los perseguidores de la Iglesia que no pueden contar con nuestra omisión o indiferencia.     



Lea el mensaje completo: Donde está Pedro, allí está la Iglesia




[ Volver Atrás ]

Artículos relacionados

Calendario Enero 2012
Cómo librarse de la Timidez
Banco de la Nación: Instrucciones para pago en línea
Infame e inaceptable blasfemia contra la Santísima Virgen – Reaccione ahora
Tesoros de la Fe - Número 113 - Mayo de 2011
La National Gallery de Londres ofrece una disculpa incoherente
Homenaje por el 13 de mayo
Letanías al Sagrado Corazón de Jesús
Donaciones internacionales
Peticiones para el rosario







Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


COVID-19
¿El coronavirus es un castigo divino?
La pandemia y los grandes horizontes de Fátima
Mons. Athanasius Schneider: Nos gloriamos en las tribulaciones
Remedio seguro contra la “coronafobia”
Cardenal Raymond Leo Burke: Mensaje sobre el combate contra el coronavirus



Peregrinando
150 años de la Comuna de París
San Juan Masías
Rosa de Santa María
Iglesia y Estado: ¿unión o separación?
Remedio eficaz contra los males contemporáneos
Las glorias de María
Santo Toribio de Mogrovejo
La Sagrada Túnica de Nuestro Divino Redentor
Santa Bernadette Soubirous
Corrupción en la sociedad: ¿Existe una solución?
Fiesta de gloria y de paz
Intransigencia de los Santos: irreductible fidelidad a su misión
Cristiandad
El ángel de la guarda, nuestro verdadero amigo
La Asunción de María Santísima
¡Vade retro Satanás!
El Santísimo Sacramento de la Eucaristía
La Madonna de Monte Bérico
Remedio seguro contra la “coronafobia”
El Hijo de Dios condenado por el más arbitrario de los procesos
Santa Jacinta de Fátima: Centenario de su fallecimiento (1920-2020)
La actitud católica frente a la muerte y la concepción materialista
¿Cómo rezar bien el rosario en honor a la Virgen María?
Grandezas y glorias de San José
Presencia diabólica en el mundo de hoy
Los rostros de la Virgen en el Perú
La Visita a los Monumentos - Jueves Santo
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa
Santidad: la verdadera gloria de Francisco y Jacinta



 



Tesoros de la Fe


Nº 238 / Octubre de 2021

150 años de la Comuna de París
Implacable persecución de la Iglesia

Barricada, la Comuna de París, mayo de 1871, André Devambez, 1911 – Óleo sobre lienzo, Museo de la Historia de Francia, Palacio de Versalles



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

16 de octubre

Santa Margarita María Alacoque, Virgen

+1690 + Paray-le-Monial - Francia. Religiosa visitandina, se entregó desde temprano a la contemplación de la Pasión del Redentor, recibiendo de Él el extraordinario mensaje sobre la devoción a su Sagrado Corazón y la misión de difundirla por el mundo entero.

Más información aquí.






Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....