El Perú necesita de Fátima Visteis el infierno, a donde van las almas de los pobres pecadores. Para salvarlas, Dios quiere establecer en el mundo la devoción a mi Inmaculado Corazón.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones




Actualidad


Actualidad Covid-19
Diversos


Actualidad   ^  



Covid-19   ^  



Diversos   ^  

●  ¿Creará el metaverso un infierno virtual en la Tierra?

●  Cómo desarrollar una devoción viva a la Santísima Virgen

●  Apetito de extravagancia total

●  La psicología en la crisis del hombre contemporáneo

●  Funerales dignos de reyes

●  Remedio seguro contra la “coronafobia”

●  Una propaganda que explota nostalgias del pasado, revela tendencias del futuro

●  Nuestro Señor Jesucristo vela siempre sobre su Iglesia

●  Sólo es camembert si es elaborado según la tradición

●  La esencial catolicidad del Perú: De una Gloriosa Tradición al Espíritu de Cruzada*

●  ¡Multitudinaria manifestación de fe!

●  El reinado social y universal de Cristo

●  El Islam, según Don Bosco

●  V Centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús (1515-2015)

●  El final de un mundo

●  Una nueva pieza teatral blasfema: “El Testamento de María”

●  Los gloriosos orígenes del celibato eclesiástico

●  El pan nuestro de cada día

●  Sandy y la Virgen Milagrosa

●  Hungría festeja el 120º aniversario del nacimiento del heroico Cardenal Mindszenty

●  Costa Concordia, , Titanic del siglo XXI: , ¿presagio del fin de una época?

●  Tolerancia e intolerancia, III - El laicismo de los Estados robó a la sociedad moderna el “sentir de la Iglesia”

●  Tolerancia e intolerancia II - La tolerancia, virtud peligrosa

●  Tolerancia e intolerancia I - El verdadero equilibrio

●  La propina y su importancia social

●  La cárcel de San Pedro y el triunfo de la Iglesia

●  Coca-Cola: Sabor de un enigma

●  El ocaso del darwinismo

●  El Cruzado del Siglo Veinte, Plinio Corrêa de Oliveira

●  El Evangelio de Judas y el proceso de “autodemolición” en la Iglesia

●  Mensaje ocultista anticatólico en «El Código Da Vinci»

●  Filial súplica al Papa ignoto

●  Yo, obispo exorcista

●  Ejemplo simbólico de la lucha contra el aborto


 
 

Artículos de  Tesoros de la Fe  por año o sección

Años

Secciones

Actualidad
Ambientes Costumbres Civilizaciones
Cristo en el Hogar
Divina Misericordia
El Mensaje de Fátima
Entrevistas
Especiales
Esplendores de la Cristiandad
Historia Sagrada
La Palabra del Sacerdote
Lectura Espiritual
Página Mariana
Palabras del Director
Plinio Corrêa de Oliveira
SOS Familia
Tema del mes
Verdades Olvidadas
Vidas de Santos
¿Por qué llora Nuestra Señora?






Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


COVID-19
¿El coronavirus es un castigo divino?
La pandemia y los grandes horizontes de Fátima
Mons. Athanasius Schneider: Nos gloriamos en las tribulaciones
Remedio seguro contra la “coronafobia”
Cardenal Raymond Leo Burke: Mensaje sobre el combate contra el coronavirus



Peregrinando
La gracia de Fátima actuando en Ucrania
Nuestra Señora de la Cabeza Inclinada
La crucifixión y muerte de Jesucristo
Confianza en María Inmaculada aun cuando todo parezca perdido
En este siglo de confusión, oh Madre del Buen Consejo, ruega por nosotros
Navidad
Fátima y el comunismo: dos profecías irreconciliables
150 años de la Comuna de París
San Juan Masías
Rosa de Santa María
Iglesia y Estado: ¿unión o separación?
Remedio eficaz contra los males contemporáneos
Las glorias de María
Santo Toribio de Mogrovejo
La Sagrada Túnica de Nuestro Divino Redentor
Santa Bernadette Soubirous
Corrupción en la sociedad: ¿Existe una solución?
Fiesta de gloria y de paz
Intransigencia de los Santos: irreductible fidelidad a su misión
Cristiandad
El ángel de la guarda, nuestro verdadero amigo
La Asunción de María Santísima
¡Vade retro Satanás!
El Santísimo Sacramento de la Eucaristía
La Madonna de Monte Bérico
Remedio seguro contra la “coronafobia”
El Hijo de Dios condenado por el más arbitrario de los procesos
Santa Jacinta de Fátima: Centenario de su fallecimiento (1920-2020)
La actitud católica frente a la muerte y la concepción materialista
¿Cómo rezar bien el rosario en honor a la Virgen María?
Grandezas y glorias de San José
Presencia diabólica en el mundo de hoy
Los rostros de la Virgen en el Perú
La Visita a los Monumentos - Jueves Santo
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa
Santidad: la verdadera gloria de Francisco y Jacinta



 



Tesoros de la Fe


Nº 245 / Mayo de 2022


¡Por fin, mi Inmaculado Corazón triunfará!

Imagen de la Virgen Peregrina Internacional de Nuestra Señora de Fátima esculpida en 1947 por José Thedim



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

25 de mayo

San Gregorio VII, Papa y Confesor.

+1085 Salerno - Italia. Hildebrando Aldobrandeschi nació en Toscana, en el seno de una familia de modesta extracción social. Uno de los mayores Pontífices de la Santa Iglesia, fue su acérrimo defensor contra las embestidas del poder temporal que quería sobreponerse a la Iglesia. Promovió la reforma del clero, entonces infectado de malas costumbres. Murió en el exilio, perseguido por el Emperador alemán Enrique IV. Por su combatividad en favor de los derechos de la Iglesia, se tornó en ejemplo para todos los Pontífices que lo sucedieron.

Más información aquí.

San Beda, el Venerable, Confesor y Doctor de la Iglesia.

+735, d.C Wearmouth-Jarrow (Inglaterra). Uno de los hombres más sabios de su tiempo, es considerado el Padre de la historia inglesa. En él la ciencia y la piedad estaban a la par con la simplicidad y el amor de Dios.








Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....