El Perú necesita de Fátima ¿Y tú sufres mucho? No te desanimes. Yo nunca te dejaré. Mi Corazón Inmaculado será tu refugio y el camino que te conducirá hasta Dios.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones



ISSN 1998-0558
(versión on line)
Nº 41 - de

“Si amamos a Dios sobre todas las cosas, inmolémonos por Él. Si amamos al prójimo como a nosotros mismos, démosle la Fe, nuestro mayor Tesoro” – Plinio Corrêa de Oliveira


 
Lectura Espiritual
Los Diez Mandamientos de la Ley de Dios
El código de comportamiento para todo hombre, y por excelencia para todo cristiano, está contenido en los Diez Mandamientos de la Ley de Dios. Por eso, nunca está de más insistir en ellos, sobre todo en una época como la nuestra, en que las nociones más elementales de la religión y la moral católica parecen casi olvidadas.

Continuar >


 
La Palabra del Sacerdote
¿Qué dice la doctrina católica sobre la cremación de cadáveres?
El pueblo judío y después los cristianos, siempre la rechazaron como indigna y no conveniente a la reverencia debida al cuerpo humano, templo de la Santísima Trinidad. En sí, la cremación no es buena ni mala, pudiendo ser utilizada en caso de peste, en las cuales la corrupción de un gran número de cadáveres puede ser peligrosa para la salud.

Continuar >


 
La Palabra del Sacerdote
¿Cómo los lisiados o dementes dan gloria a Dios?
No debemos nunca olvidarnos que los pobres, los enfermos, en fin, aquellos que sufren, son predilectos de Dios. Si ellos no existiesen la Tierra sería menos completa, pues impediría que una serie de virtudes como la compasión, la caridad, la paciencia, etc., fuesen practicadas.

Continuar >


 
La Palabra del Sacerdote
Texto bíblico confirma la existencia del Purgatorio
El texto de la Escritura más notable acerca del Purgatorio es el del Libro II de los Macabeos (12, 43), el cual narra cómo Judas Macabeo mandó ofrecer un sacrificio por los que habían muerto en la batalla, por expiación de sus pecados. Estos libros de la Biblia son rechazados por los protestantes, pues contradicen sus falsas doctrinas, ¡supuestamente basadas en la propia Escritura!

Continuar >


 
Vidas de Santos
San Félix de Cantalicio
En nuestra época de lucha de clases y de revueltas sociales, es oportuno conocer la vida de un Santo que nació, vivió y murió en la más extrema pobreza, alabando siempre a Dios y cantando sus glorias. Es uno de los más joviales y alegres santos del calendario. Y, a pesar de su continua mortificación, nunca perdió el buen humor.

Continuar >


 
Especiales
Gravedad del pecado, necesidad de la oración y misericordia divina
Un atento lector del libro Fátima: ¿Mensaje de Tragedia o de Esperanza?, escribió a su autor, Antonio Borelli Machado, con un pedido de esclarecimiento sobre ciertos pormenores de las apariciones de la Santísima Virgen en 1917 a los tres pastorcitos.

Continuar >


 
Actualidad
Filial súplica al Papa ignoto
¿Qué debe un fiel católico esperar del nuevo Papa? Esta es la materia de una «Filial súplica al Papa ignoto», suscrita por asociaciones de seglares católicos de 20 países, consagradas a la defensa de los ideales de la civilización cristiana, la Tradición, la Familia y la Propiedad.

Continuar >


Colección

Mayo de 2005

Habemus Papam










Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


COVID-19
¿El coronavirus es un castigo divino?
La pandemia y los grandes horizontes de Fátima
Mons. Athanasius Schneider: Nos gloriamos en las tribulaciones
Remedio seguro contra la “coronafobia”
Cardenal Raymond Leo Burke: Mensaje sobre el combate contra el coronavirus



Peregrinando
Rosa de Santa María
Iglesia y Estado: ¿unión o separación?
Remedio eficaz contra los males contemporáneos
Las glorias de María
Santo Toribio de Mogrovejo
La Sagrada Túnica de Nuestro Divino Redentor
Santa Bernadette Soubirous
Corrupción en la sociedad: ¿Existe una solución?
Fiesta de gloria y de paz
Intransigencia de los Santos: irreductible fidelidad a su misión
Cristiandad
El ángel de la guarda, nuestro verdadero amigo
La Asunción de María Santísima
¡Vade retro Satanás!
El Santísimo Sacramento de la Eucaristía
La Madonna de Monte Bérico
Remedio seguro contra la “coronafobia”
El Hijo de Dios condenado por el más arbitrario de los procesos
Santa Jacinta de Fátima: Centenario de su fallecimiento (1920-2020)
La actitud católica frente a la muerte y la concepción materialista
¿Cómo rezar bien el rosario en honor a la Virgen María?
Grandezas y glorias de San José
Presencia diabólica en el mundo de hoy
Los rostros de la Virgen en el Perú
La Visita a los Monumentos - Jueves Santo
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa
Santidad: la verdadera gloria de Francisco y Jacinta



 



Tesoros de la Fe


Nº 236 / Agosto de 2021

Rosa de Santa María
La primera flor de santidad de América

Santa Rosa de Lima, Bartolomé Esteban Murillo, s. XVII – Óleo sobre tela, Nationalmuseum, Estocolmo (Suecia)



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

18 de setiembre

San Juan Masías, Confesor

+1645 Lima. Contemporáneo de San Martín de Porres, gloria del Perú y de la Orden de Predicadores como él. A diferencia de Martín que habitó el convento de Nuestra Señora del Rosario, Juan vivió en lo que en aquel entonces eran los arrabales de la ciudad, en la recoleta dominica de Lima(actual Plaza Francia). Fue modelo de todas las virtudes, particularmente en la obediencia y pureza.

Más información aquí.

San José de Cupertino, Confesor

+1663 Italia. Este hijo de San Francisco compensaba abundantemente en inocencia y simplicidad lo que le faltaba de dones naturales. Poco dotado de talentos, se llamaba a sí mismo Fray Asno. Pero su amor a Dios era tan intenso, que entraba en éxtasis a la vista de la menor de las manifestaciones divinas en las criaturas.

Más información aquí.






Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....