El Perú necesita de Fátima No temáis soy el Ángel de la Paz. Rezad conmigo Dios mío, yo creo, adoro, espero y te amo. Te pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan y no te aman.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones



«Tesoros de la Fe» Nº 78 > Tema “Deberes y obligaciones del cristiano”

La Palabra del Sacerdote  [+]  Versión Imprimible
AbcAbcAbc

La virtud de la castidad


PREGUNTA


Soy abogada y enfermera. Cuando participé en un congreso, una autoridad dijo que hoy en día los hombres le exigen mucho a las mujeres y que ellas no están preparadas para eso. Que los hombres no están obligados a la práctica de la castidad antes del matrimonio, mientras que las mujeres sí lo están. ¿Eso es verdad?

Muchas veces la mujer no está preparada para la vida conyugal. ¿Si ella no encuentra un marido comprensivo, qué debe hacer? ¿Puede haber una experiencia prematrimonial?


RESPUESTA


Con relación a la guarda de la pureza, es un absurdo pensar que sólo las mujeres deben practicar la castidad y que lo mismo no es exigido a los hombres. El sexto mandamiento “No cometerás actos impuros” es inexorable para los dos sexos, y es completado por el noveno “No consentirás pensamientos ni deseos impuros”, es decir, no cometer adulterio, aunque sea apenas de deseo. El Divino Espíritu Santo, valiéndose de San Pablo, nos alerta: “la fornicación, y toda especie de impureza, o avaricia, ni aún se nombre entre vosotros, ...ni palabras torpes... Porque tened esto bien entendido: que ningún fornicador o impúdico ... será heredero del reino de Cristo y de Dios” (Ef. 5, 3-5).

El Apóstol de los Gentiles advierte en su Epístola a los Efesios: “la fornicación, y toda especie de impureza, o avaricia, ni aún se nombre entre vosotros” (5, 3)

San Alfonso María de Ligorio, Doctor y gran moralista de la Iglesia, dice que la falta que más personas lleva al infierno es el pecado de impureza. Lo mismo decía Jacinta, la vidente de Fátima que fue beatificada.

Para que el matrimonio tenga buen resultado no es necesario tener “experiencia sexual”. Lo que asegura un matrimonio estable, más allá de un conocimiento satisfactorio que los cónyuges tengan de sí, es la afinidad de principios, y el deseo de ayudarse mutuamente en el proceso de santificación y en educar santamente a los hijos. Si el amor a Dios está presente en esa unión, ella será fecunda y duradera. Si se basa apenas en la pasión pasajera, en los deseos fugaces, ella no resistirá.

Además, la propia naturaleza dispuso las cosas de tal forma que, a menos que se trate de casos patológicos, el acto conyugal —sobre todo legitimado por el sacramento del matrimonio— es realizado sin dificultad o trauma. Claro está que los novios deben ser prudente y discretamente esclarecidos al respecto antes del casamiento, para que no estén en completa ignorancia.

Pero una información adecuada y casta, dada con respeto y en consideración a la santidad del matrimonio, está muy lejos de ser calificada como “experiencia prematrimonial”.

No se utiliza a la persona humana para cualquier tipo de experimento, sea sexual, sea de cualquier otra naturaleza. Su intrínseca nobleza no permite eso. Además, en el caso en cuestión, se violarían directamente los mandamientos de Dios. ¡Pésima preparación para el matrimonio!     





  




Artículos relacionados

Divorcio: violación de la ley divina; licitud de separación sin nueva unión
¿Cuál es la distinción entre orar y rezar? - El Rosario
Islam, control de la natalidad y paternidad responsable
¿La moral es cosa del pasado?
Verdadera caridad y mera filantropía según San Pablo
Divorcio, adulterio y la doctrina católica
¿Por qué los católicos santifican el Domingo?
La norma del descanso dominical y los que necesitan trabajar en domingo
¿Cómo debemos tratar a los criminales?
Perdón, mansedumbre y legítima defensa




Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


Peregrinando
El Santo Leño de la Cruz: Resumen simbólico del Evangelio
La Revolución Francesa
Segovia: belleza y fuerza que brotan de la fe
Notre Dame de París, la luz y las llamas
Una propaganda que explota nostalgias del pasado
Invitación al rosario del 13 de mayo
Juicio y condenación de Jesucristo, una farsa sórdida y grotesca
Grandezas y glorias de San José
El Islam y el suicidio de Occidente
San Ildefonso de Toledo
Súplica junto al Pesebre
Fallece redactor de la columna “La Palabra del Sacerdote”
La “ola celeste”: una ola celestial, una ola mariana
Presencia diabólica en el mundo de hoy
Los rostros de la Virgen en el Perú
La Visita a los Monumentos - Jueves Santo
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa



 



Tesoros de la Fe


Nº 213 / Septiembre de 2019

Exaltación de la Santa Cruz
¡Con este signo vencerás!

Vista de la ciudad de Antigua Guatemala desde el Cerro de la Cruz, al fondo el Volcán de Agua



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

17 de octubre

San Ignacio de Antioquía, Obispo y Mártir

+Siglo II + Roma. Discípulo de los Apóstoles y sucesor de San Pedro en la Sede de Antioquía. Sus cartas a las iglesias de Asia y de Roma son los documentos más preciosos de la época. Conducido a Roma, fue devorado por las fieras en el Coliseo.

Más información aquí.






Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....