El Perú necesita de Fátima No temáis soy el Ángel de la Paz. Rezad conmigo Dios mío, yo creo, adoro, espero y te amo. Te pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan y no te aman.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones



«Tesoros de la Fe» Nº 169

¿Por qué llora Nuestra Señora?  [+]  Versión Imprimible
AbcAbcAbc

Niños cibernéticos

Todo bebe es un ser racional. Aún antes de nacer, en el seno materno, ahí tenemos un ser racional.

Apenas que, como el botón de una rosa, su razón aún no se abrió, ni la racionalidad está actuante. Sin embargo, poco a poco, con el paso de los años, la flor de la razón se irá abriendo en busca de la luz intelectual, hasta que el niño pueda tener un conocimiento suficientemente claro de las cosas y, por lo tanto, sea responsable de sus actos.

¿A qué edad se produce eso? Puede variar de cultura a cultura y hasta de un niño a otro. Algunos establecen como padrón la edad de 7 años, no obstante, pueden haber niños o niñas que sean señores de sus actos mucho antes que eso; otros un poco más tarde.

De cualquier modo, es de suma importancia que el niño reciba una educación que lo estimule a raciocinar, a analizar las cosas que lo rodean, a distinguir lo verdadero de lo falso, el bien del mal, lo bello de lo feo.

Una educación así no exige grandes esfuerzos de los padres o maestros, pues el niño tiene en sí los presupuestos racionales para entender bien todas las cosas. Se trata, eso sí, de incentivar, amparar, señalar el camino y evitar los escollos, que el resto lo hace el propio niño.

Así, se debe penalizar la actitud del adulto que condena a un niño a permanecer largas horas frente a la televisión, recibiendo un bombardeo de imágenes, sin desarrollar su espíritu crítico ni de análisis. Esto equivale a ponerle a la mente una camisa de fuerza, pues atrofia su capacidad intelectual. Para no mencionar otros aspectos gravemente inmorales.

Lo mismo ocurre cuando, desde la más tierna edad, iniciamos al niño en el uso torrencial de la cibernética, condicionando su intelecto a los impulsos electrónicos de computadoras, smartphones, tablets, etc. Esto puede llevar a una esclavización de la mente, que solo consigue pensar en conexión con la máquina, estableciendo una relación altamente dañina.­

Evidentemente, no estamos abogando por la abstinencia total del uso de esos dispositivos. Puestas las condiciones del mundo actual, y mientras ellas perduren, el uso de tales medios de comunicación y de trabajo pueden ser de utilidad.

Pero esto no impide que, usando tales aparatos con ansiedad y apego, puedan enviciar el intelecto y la voluntad, tanto o más que el crack o la cocaína, produciendo un efecto devastador sobre la personalidad del adicto. Por eso mismo, se debe tener un cuidado particular al iniciar a los niños en estos “misterios”, más complicados que los misterios de Osiris.

*     *     *

Los efectos negativos de las pantallas en niños y adolescentes

Las advertencias médicas al respecto se han multiplicado. Un reportaje publicado en el “The New York Times” (10-7-15) bajo el título “Los efectos negativos de las pantallas en niños y adolescentes”, señala:

“El uso excesivo de juegos de computadora entre jóvenes chinos parece estar tomando una dirección alarmante y podría ser especialmente relevante para padres cuyos hijos pasan muchas horas frente a pantallas electrónicas. Los médicos de ese país consideran que este fenómeno es un trastorno clínico y han creado centros de rehabilitación donde los jóvenes afectados son internados durante meses, completamente aislados de elementos electrónicos.

“Muchos jóvenes en Estados Unidos y otros países permanecen conectados y alejados de la vida real durante muchas más horas de las que los expertos consideran saludables para su desarrollo normal. Esto comienza en una etapa temprana, a menudo con niños que aún no hablan y se entretienen con los teléfonos celulares y tabletas de sus padres”.

La Academia Norteamericana de Pediatría afirma que “un niño promedio de entre 8 y 10 años pasa cerca de ocho horas diarias frente a distintos elementos electrónicos y esta cantidad asciende a más de 11 horas diarias en niños mayores y adolescentes”. Y recomienda que “antes de que cumplan dos años, los niños no se deben exponer a ningún medio electrónico, porque el cerebro de un niño se desarrolla rápidamente durante estos primeros años y los niños pequeños aprenden mejor si interactúan con personas, no con pantallas”.

“El uso excesivo de medios electrónicos puede tener impor­tantes efectos negativos sobre la conducta, la salud y el rendimiento escolar de los niños. A medida que los niños se comunican cada vez más a través de medios electrónicos, y menos personalmente, comienzan a sentirse más solos y deprimidos”, afirma Kristina E. Hatch, en su tesis para la Universidad de Rhode Island. Las consecuencias físicas incluyen “dolor en los dedos y muñecas, padecer un estrechamiento de los vasos sanguíneos en los ojos y sufrir dolor de cuello y espalda”.

De la dependencia cibernética, ¡libra Señora, a nuestros niños!



  




Artículos relacionados

Falsa noticia sobre Lourdes
La dictadura del piercing
Estaremos presenciando la muerte de la modestia
¿Sabe Ud. a qué juegan sus hijos?
Acelerada marcha del nudismo
Una religiosa nos habla a través de los siglos
La conmemoración de los difuntos vs. el día de las brujas: Halloween
El secreto de confesión amenazado
Las lágrimas de la Virgen y el huracán Katrina - Nueva Orleans: 1972-2005
España al borde del abismo: ¿una nueva Sodoma y Gomorra?




Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


Peregrinando
Una propaganda que explota nostalgias del pasado
Invitación al rosario del 13 de mayo
Juicio y condenación de Jesucristo, una farsa sórdida y grotesca
Grandezas y glorias de San José
El Islam y el suicidio de Occidente
San Ildefonso de Toledo
Súplica junto al Pesebre
Fallece redactor de la columna “La Palabra del Sacerdote”
La “ola celeste”: una ola celestial, una ola mariana
Presencia diabólica en el mundo de hoy
Los rostros de la Virgen en el Perú
La Visita a los Monumentos - Jueves Santo
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa



 



Tesoros de la Fe


Nº 209 / Mayo de 2019

Nostalgias del Pasado
Tendencias sociales y religiosas del futuro

Salón y Despacho Arzobispal, Palacio Arzobispal de Lima (Foto: Carlos Noriega Pilares)



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

19 de mayo

San Pedro Celestino V, Papa

+1296 + Fumone - Italia. Su nombre de pila fue Pietro Angeleri di Murrone, ingresó, en 1232, como monje benedictino en el monasterio de Santa Maria in Faifoli. Papa n.º 192 de la Iglesia Católica, elegido por aclamación el 4 de abril de 1294, a los 80 años, y el 13 de diciembre del mismo año renunció al pontificado. Se retiró al monte Maiella, en donde fundó en 1246 la primera comunidad ermitaña, aprobada por Urbano IV en 1263. Para defender la nueva orden de los Hermanos del Espíritu Santo (más conocidos como Celestinos), Pietro di Murrone no dudó en ir al Concilio de Lyon en 1274, en donde obtuvo la reconfirmación por parte del Papa Gregorio X. Murió el 19 de Mayo de 1296. Clemente VI lo proclamó santo el 5 de mayo de 1313.








Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....