El Perú necesita de Fátima Visteis el infierno, a donde van las almas de los pobres pecadores. Para salvarlas, Dios quiere establecer en el mundo la devoción a mi Inmaculado Corazón.
CampañasTienda VirtualTesoros de la FeDonaciones



«Tesoros de la Fe» Nº 178

Verdades Olvidadas  [+]  Versión Imprimible
AbcAbcAbc

El primer deber de caridad es corregir a los que yerran

Refiriéndose a la falsa idea de amor al prójimo esparcida por los propagadores de la herejía modernista, enseña el Papa San Pío X:

Lo mismo sucede con la noción de la fraternidad, cuya base [los modernistas] colocan en el amor de los intereses comunes, o, por encima de todas las filosofías y de todas las religiones en la simple noción de humanidad, englobando así en un mismo amor y en una igual tolerancia a todos los hombres con todas sus miserias, tanto intelectuales y morales como físicas y temporales.

Ahora bien, la doctrina católica nos enseña que el primer deber de la caridad no está en la tolerancia de las opiniones erróneas, por muy sinceras que sean, ni en la indiferencia teórica o práctica ante el error o el vicio en que vemos caídos a nuestros hermanos, sino en el celo por su mejoramiento intelectual y moral no menos que en el celo por su bienestar material.

Esta misma doctrina católica nos enseña también que la fuente del amor al prójimo se halla en el amor de Dios, Padre común y fin común de toda la familia humana, y en el amor de Jesucristo, cuyos miembros somos, hasta el punto de que aliviar a un desgraciado es hacer un bien al mismo Jesucristo. Todo otro amor es ilusión o sentimiento estéril y pasajero.

 

San Pío X, encíclica Notre Charge Apostolique, sobre los errores de Le Sillon y la democracia, del 23 de setiembre de 1910.



  




Artículos relacionados

El triunfo de Jesucristo por la Eucaristía
El hombre fue hecho para el cielo y no para esta tierra
Qué grande es el poder de la oración
Todos somos un poco ateos
Ella es Virgen y es Madre
Una multitud de almas que caen en el infierno
Las opiniones falsas y los vicios corruptores deben ser reprimidos
Los males terribles que acarrea el divorcio
¿Tolerancia?
No hay nada más constructivo que el "no te es lícito"




Informe de sus aportes a la Alianza de Fátima ¿Necesita que alguien rece por usted? Advocaciones marianas en el Perú Suscríbase a nuestro boletín


Peregrinando
Una luz que viene del campo
Suicidios en la juventud: ¿Por qué?
Santa Rosa de Lima
Capítulo 5: El mensaje salvador
Los confesionarios y el espíritu de la Iglesia
Noche Inolvidable
El mensaje de Fátima, hoy más urgente que nunca
Ideología de Género: Una persecución religiosa en ciernes
Nuestra Señora de Sonsoles
¿Por qué el tercer secreto de Fátima no fue divulgado en 1960?
Las milagrosas fuentes de agua de Fátima
El Señor de los Milagros
Lágrimas, milagroso aviso - Nueva Orleans 1972
Un remedio eficaz contra la amnesia religiosa
Maravillosa lección en los orígenes de Lourdes
Fátima: “una sola fe, un solo bautismo, una sola Iglesia”



 



Tesoros de la Fe


Nº 190 / Octubre de 2017

Mentalidad conservadora del interior rural
Vínculo con la tradición cultural y la familia

Hacienda San José, Chincha (Ica



Solicite aquí la visita de la Virgen Peregrina de Fátima




Santoral

18 de octubre

San Lucas Evangelista, Mártir

++ Siglo I Patras - Acaya. Médico de Antioquía convertido por San Pablo. Autor del III Evangelio y de los Hechos de los Apóstoles. Es célebre un cuadro de Nuestra Señora que él habría pintado. Aunque no se tengan datos concretos, a respecto de su muerte, una tradición autorizada afirma que sufrió el martirio junto al apóstol San Andrés en Patras, provincia romana de Acaya.

Más información aquí.






Ayude a difundir el mensaje de Fátima
Alianza de Fátima | Donaciones | Solicite visita de la Virgen | Tienda Virtual

Campaña promovida por la Asociación Santo Tomás de Aquino
Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar - Lima - Perú
..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....